Bertín Osborne posa ante los fotógrafos durante la presentación de su nuevo disco en el Hotel Wellington el 27 de octubre de 2021 en Madrid, España. (Foto: Borja B. Hojas/Getty Images)

Bertín Osborne creó una estructura societaria con ramificaciones en paraísos fiscales para tratar de eludir el pago de impuestos y deudas pendientes con la Agencia Tributaria. El empresario, cantante y presentador fijó su residencia en Luxemburgo y cedió sus derechos de contratación a una sociedad instrumental panameña para sortear el pago a Hacienda, según consta en los documentos a los que ha tenido acceso El Confidencial.

Osborne fue ayudado por el gestor Joaquín Arespacochaga Llópiz, presunto cerebro de la trama del PSOE que desvió 14 millones de euros de subvenciones públicas para reindustrializar Cádiz.

El Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional investiga, según el diario digital, desde hace cinco años una trama de gestores fiscales que habría facilitado estructuras opacas a grandes fortunas y corporaciones privadas para ocultar dinero en bancos de Suiza y Andorra e impedir la acción inspectora de la Agencia Tributaria.

Así, los peritos de la Agencia Tributaria están analizando la documentación de los hechos que afectan a Osborne entre el año 2000 y 2006. El Juez Santiago Pedraz, actual pareja de Esther Doña, será el encargado de examinar las conclusiones de los investigadores en las próximas semanas.

Por su parte, Osborne reconoce los hechos y se muestra arrepentido: «Ese fue el mayor error de mi vida, hace más de 20 años: fiarme de un asesor fiscal [Arespacochaga] mientras yo vivía en Estados Unidos. Ya pagué por aquel error más de cinco millones de euros y fue juzgado por ello. Espero no tener que pasar por un segundo juicio 20 años después», señala en declaraciones al citado medio», recoge Vozpópuli.