Amancio Ortega, fundador de Inditex y la persona más rica de España, ha puesto a la venta su superyate Drizzle de 68,77 metros de eslora con un precio de salida de 76 millones de euros, lo que le convierte en uno de los 25 barcos más caros a la venta en este momento, según el medio especializado Boat International

El Drizzle, remodelado por completo hace un par de años y adquirido por Ortega en 2017 por 95 millones de euros, fue creado en 2012 en el astillero Feadship, el mismo constructor de Venus, del fundador de Apple, Steve Jobs, y Eclipse, del magnate ruso Roman Abramovich, entre otros.

Tiene espacio para un máximo de diez invitados que pueden disfrutar de una cubierta de sol abierta con tres zonas de descanso y un gimnasio equipado, un comedor formal en el salón principal, un comedor informal en la popa de la cubierta del puente y un comedor informal al aire libre en la cubierta principal.

Los generosos espacios para la tripulación permiten que, en temporada alta, la embarcación de lujo cuente con una plantilla permanente de 18 personas.

El casco de acero y aluminio del Drizzle está propulsado por dos motores MTU de más de 2.000 caballos de potencia. Llenar su depósito hoy en día supera los 200.000 euros y tiene una autonomía de 4.000 millas náuticas. Además, su mantenimiento anual supera los seis millones de euros.

La idea inicial era ponerlo a la venta en 2022. Sin embargo, la búsqueda de comprador se ha adelantado al ser este año el mejor de la historia en cuanto a venta de superyates.

Nuevo yate a la vista

La venta del Drizzle no significa que el fundador de Inditex vaya a quedarse sin embarcación propia. Según adelanta Expansión, el empresario habría encargado un nuevo barco por valor de 182 millones de euros, que se sumaría al que ya tiene en propiedad, el Valoria B, con el que navega por Galicia.

Ortega ya habría adelantando 29,5 millones de euros, a través de la sociedad Claritas Company, para la construcción de este nuevo megayate cuya entrega está prevista para 2024.