(De izq. a drch.) Héctor Colonques, consejero delegado; Silvestre Segarra, vicepresidente; y Manuel Colonques, presidente de Porcelanosa. Foto: Porcelanosa

Manuel Colonques, uno de los fundadores de Porcelanosa, ha acordado con su hermano Héctor Colonques y la familia Soriano Manzanet, los otros socios del grupo cerámico español, reducir su peso en el accionariado del grupo en prácticamente un 10%, valorado en 103,5 millones de euros.

La compra se realiza a través de la propia sociedad holding, que destinará los títulos a su autocartera, según publica El Economista.

Tal y como se desprende de la memoria anual de Sorman, la firma a través de la que los Soriano controlan el 56% del grupo cerámico, Porcelanosa ya ha tomado un primer paquete accionarial, del 4,54%, por un precio de 47,44 millones de euros durante el pasado año.

Aunque en su información pública no desvela el «socio minoritario» que ha realizado la venta, ésta se refleja en las cuentas anuales de Ermita 61, la patrimonial de Manuel Colonques que poseía el 15,37% de Porcelanosa Corporación antes de ese traspaso.

Cabe destacar que este acuerdo incluye una opción de compra venta de acciones por otros 56,1 millones de euros más intereses, que será obligatoria para ambas partes si una de ellas decide ejercitarla, según se especifica en la memoria de Sorman. Con ella y al mismo precio fijado en la compra ya materializada, 8,58 euros por acción, Porcelanosa asumiría cerca del 10% del paquete accionarial.

Marca internacional

Los mellizos Colonques se unieron a José Soriano en 1973 para fundar Porcelanosa y desde entonces habían sido los responsables de su crecimiento internacional.

Su éxito se ha consolidado con el paso de los años gracias a la diversificación en su producción, ya que comenzó exclusivamente con la fabricación de cerámica.

La firma, que cuenta con más de 970 tiendas repartidas en 150 países, es uno de los más importantes fabricantes del mundo de cerámica, mobiliario de cocina y elementos para el baño. Tanto es así que, Porcelanosa Corporación y sus empresas dependientes registraron un beneficio consolidado de 22 millones de euros en 2020, según las cuentas de su principal socio, Sorman.