Charles Koch, copropietario de Koch Industries, es popular por haber gastado una gran fortuna en causas políticas. Pero pronto el empresario podría ser conocido como el multimillonario que convenció a republicanos y demócratas de que legalizaran el cannabis a nivel federal.

El vigésimo séptimo hombre más rico del mundo –con una fortuna estima por Forbes de 46.400 millones de dólares– ha invertido unos 25 millones de su patrimonio en la reforma de la justicia penal y la legalización de esta sustancia. Y eso no es todo.

Brian Hooks, la mano derecha del multimillonario, dice que un buen barómetro para medir lo que Koch está dispuesto a gastar en esta causa es lo que ha invertido hasta ahora: unos 70 millones de dólares durante los últimos dos años.

Como libertario acérrimo, Koch ve la prohibición del cannabis como una infracción básica de la libertad personal, así como una política pública destructiva que se suma al problema del encarcelamiento masivo en Estados Unidos. «Estados Unidos debería haber aprendido de la ‘pesadilla’ de la prohibición del alcohol hace un siglo», asegura.

A favor del sí

Koch no está solo en su opinión. Casi el 70% de los estadounidenses cree ahora que el cannabis debería ser legal a nivel federal.

Actualmente, 18 estados permiten el uso para adultos y 37 han legalizado la marihuana medicinal, creando una industria que generó más de 17.500 millones de dólares en ventas legales en 2020, una cifra que se espera que se incremente aumente hasta los 100.000 millones en 2030.

Sin embargo, no está claro que el tan esperado proyecto de ley de legalización federal puede lograr el voto a favor de los diez senadores republicanos y los 50 senadores demócratas necesarios para aprobarlo. Además, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, no apoya la legalización.

Además de Kock, estos ocho multimillonarios han estado en primera línea de la revolución del cannabis, ya sea con la puesta en marcha de sus propias empresas de marihuana o haciendo campaña por su legalización.

Jeff Bezos, fundador de Amazon / Valor neto: 208.300 millones de dólares

Este mes de junio, antes de que Jeff Bezos dejara de ser el CEO de Amazon, la compañía anunció que comenzaría a presionar a los políticos para aprobar la legalización del cannabis.

En concreto, el gigante del comercio electrónico anunció que apoyaba la Ley de Reinversión y Eliminación de Oportunidades de Marihuana de 2021 (Ley MÁS), que busca legalizar la marihuana a nivel federal.

Asimismo, la compañía estudia eliminar las pruebas de drogas para algunos de sus puestos de trabajo y no realizará pruebas antidrogras a sus solicitantes de empleo para ningún puesto que no esté vinculado el Departamento de Transporte.

Elon Musk, fundador de Tesla y Space X / Valor neto: 161.300 millones de dólares

En 2018, el CEO de Tesla aceptó la invitación a asistir al podcast del comediante Joe Rogan, defensor de la legalización del cannabis. Durante la entrevista en vivo, Musk dio unas caladas a un porro de marihuana y bebió unos tragos de whisky.

«¿Es eso un porro? ¿O es un cigarrillo?», preguntó Musk a Rogan antes de que le respondiera que era un cigarrillo que contenía marihuana, legal en California, y tabaco.

Por su parte, Rogan preguntó al empresario si lo había probado, a lo que el multimillonario respondió: «Sí, creo que la probé una vez».

Bill Gates, cofundador de Microsoft / Valor neto: 130.300 millones de dólares

En 2014, el cofundador de Microsoft reveló que había votado a favor de la legalización de la marihuana en su estado natal, Washington, en el referéndum de 2012.

«Estaría bien que algunos estados probasen esta política antes de que un plan similar sea implantado a nivel nacional», opinaba el multimillonario.

En aquel momento, Gates, que se negó a confirmar si había fumado o no esta sustancia, sugirió que el mercado legal cortaría el comercio ilegal de drogas, pues los traficantes se harían con menos dinero y se evitarán «algunas cosas perversas» en torno a su ilícita venta.

Dustin Moskovitz, confundador de Facebook / Valor neto: 25.000 millones de dólares

El cofundador de Facebook, Dustin Moskovitz, donó 70.000 dólares en 2010 a la campaña en favor de la legalización del consumo de marihuana en California para mayores de 21 años.

No sería hasta noviembre de 2016 cuando se aprobó en referéndum la legalización de la marihuana recreativa, coincidiendo con la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

Beau Wrigley, / Valor neto: 3.300 millones de dólares

Beau Wrigley es el expresidente y director ejecutivo de Wrigley Company, empresa estadounidense de chicles, y el CEO de Parallel, uno de los mayores operadores de cannabis de propiedad privada del mundo que va a salir a bolsa con una valoración de 1.800 millones de dólares.

«Nuestra misión es ser pioneros en el bienestar y mejorar la calidad de vida a través de los ‘cannabinoides’. Creemos que los ‘cannabinoides’, cuando se usan de manera responsable, tienen el poder de mejorar el espectro completo del bienestar y la calidad de vida a través del descanso, la recuperación, el alivio y el júbilo», se puede leer en la web de la empresa.

Sean Parker, cofundador de Napster, Plaxo y Causes / Valor neto: 2.700 millones de dólares

Sean Parker, cofundador de Napster, Plaxo y Causes y uno de los accionistas de la plataforma de streaming musical Spotify, fue uno de los promotores de la consulta popular sobre la legalización de la marihuana en California.

El expresidente de Facebook donó millones de dólares a la ‘Proposición 64’, una iniciativa electoral de 2016 en California que legalizó el uso recreativo de esta sustancia en el Estado Dorado.

Boris Jordan, presidente ejecutivo de Curaleaf / Valor neto: 2.100 millones de dólares

Boris Jordan es el presidente ejecutivo de Curaleaf, una de las mayores distribuidoras de cannabis del mundo que salió a bolsa en 2018 y opera en 23 estados de Estados Unidos.

En 2020, la compañía generó unos ingresos de 627 millones de dólares por la producción y venta de marihuana; opera en 23 estados de EE. UU.

Jay-Z, cantante y fundador de Monogram /Valor neto: 1.400 millones de dólares

Jay-Z ha sacado al mercado su propia marca de cannabis, que ha bautizado como Monogram.

La firma del legendario rapero, que vende porros premium a 50 dólares, surgió en base a una alianza con la empresa de California de nombre Caliva.

«Monogram marca un nuevo capítulo en el cannabis definido por al dignidad, el cuidado y al coherencia. Es un esfuerzo colectivo para traerle lo mejor y una humilde búsqueda para descubrir lo que realmente significa lo mejor», se puede leer en la web de la compañía.