Tal día como hoy —un 20 de julio— en 1969, el Apolo 11 colocaba a los primeros hombres en la Luna. «Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad», dijo tras pisar la superficie lunar el comandante de la misión, Neil Armstrong. Hoy, 52 años después de aquel momento histórico, otro hombre saldrá al espacio y su hazaña —aunque menos impresionante— también copará las portadas de los periódicos: Jeff Bezos, el fundador de Amazon y actual hombre más rico del mundo, se convertirá en el multimillonario que más se aleje de la Tierra en la carrera espacial que se está dando entre algunas de las mayores fortunas del mundo.

Todo está a punto para el despegue y la cuenta atrás ya ha empezado. «Tras 15 vuelos de New Shepard, estamos listos», aseguraba en una rueda de prensa Bob Smith, CEO de Blue Origin, la empresa espacial de Bezos. A las 15.00h (hora peninsular), Bezos, su hermano Mark, la piloto Wally Funk de 82 años y el adolescente neerlandés Oliver Daemen de 18 años (la persona más joven en viajar al espacio) saldrán del planeta a bordo de la nave.

El sitio desde el cual despegará la New Shepard se encuentra en una ubicación remota en el desierto del oeste de Texas, a la que no es posible acceder para verlo en persona. De hecho, el Departamento de Transporte del estado cerrará una parte de la carretera adyacente y no permitirá espectadores en la parte cerrada de la carretera durante el lanzamiento.

Igual que ocurrió hace 52 años con el viaje de Armstrong, el de Bezos también se retransmitirá en directo. Se podrá ver a través de la web de Blue Origin. La emisión empezará a las 13.30h (hora peninsular), una hora y media antes del despegue. Tras el lanzamiento, se transmitirá una conferencia de prensa también en directo con los astronautas de BlueOrigin.

Ni el primero ni (probablemente) el último

El pionero en convertirse en turista espacial fue el ingeniero Dennis Tito, el 30 de abril de 2001. Algo más de 20 años después, el pasado domingo 11 de julio, fue el turno de Richard Branson, fundador de Virgin Group, que se ha convertido en el primer multimillonario en salir de la Tierra con su propia nave, la Virgin Galactic. Bezos, que también lo hará con su propio cohete, será el multimillonario que más se aleje (hasta 100 kilómetros, frente a los 80 a los que llegó Branson). Quedaría Elon Musk, fundador de Tesla, que seguramente también se las arregle para ser más y mejor que los demás en algún aspecto.

No faltan las críticas

Para muchos, esta apuesta por el espacio entre las grandes fortunas se produce en un momento especialmente vulnerable en la Tierra (crisis climática, económica, pandemia mundial…). Motivo por el cual no faltan las críticas hacia estos magnates. Personalidades como Robert Reich, economista y secretario de Trabajo de Estados Unidos durante el mandato de Bill Clinton (de 1993 a 1997), consideran que el gasto podría ir destinado a solucionar los problemas que tenemos aquí en lugar de dejarse el dinero en las estrellas.

En concreto sobre Bezos, existe una petición en Change.org, que cuenta ya con más de 160.000 firmas y en la cual se pide que no se le permita volver del espacio. Ante las críticas, el hombre más rico del mundo no se ha quedado callado: «En general, tienen razón. Tenemos muchos problemas aquí y ahora en la Tierra y tenemos que trabajar en ellos. Pero debemos mirar hacia el futuro. Si podemos hacer eso, estaremos construyendo un camino hacia el espacio para que las próximas generaciones hagan cosas increíbles allí. Y que esas cosas asombrosas resuelvan los problemas aquí. Tenemos que hacer ambas cosas».