Indra ya tiene nuevo presidente no ejecutivo, aunque no tendrá poderes ejecutivos. El consejo de administración de la compañía ha nombrado a Marc Murtra, que ocupará el puesto para sustituir a Fernando Abril-Martorell. El nuevo presidente de la entidad es patrono de la Fundación La Caixa e ingeniero industrial. En el pasado estuvo al mando de Red.es y fue jefe de gabinete de Joan Clos en el Ministerio de Industria.

Según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), recogida por Europa Press, el consejo ha designado a Murtra consejero por cooptación y presidente no ejecutivo, a diferencia de Abril-Martorell, que sí tenía funciones ejecutivas.

En consecuencia, el consejo ha delegado las funciones ejecutivas del nuevo presidente en Ignacio Mataix y Cristina Ruiz, responsables respectivamente de las divisiones de Transporte y Defensa y Minsait, quienes han sido nombrados consejeros delegados.

El relevo en la presidencia de Indra fue impulsado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), principal accionista de la compañía con un 18%, ante su intención de abrir una nueva etapa en el grupo tecnológico.

«El adecuado desempeño de sus cometidos por el primer ejecutivo
requiere que en todo momento cuente con la plena confianza de su principal accionista, dada su condición, además, de representante del sector público estatal, principal cliente de la sociedad y cuyas decisiones tienen un impacto relevante en su negocio», señala el texto enviado por el consejo en el que justifica su decisión de impulsar un relevo en la presidencia de la firma.

La buena gestión de Martorell

Asimismo, el consejo de administración ha aprobado por unanimidad dejar constancia de la «valiosa contribución y liderazgo» de Abril-Martorell durante su etapa en la compañía. El órgano ha valorado «muy positivamente» su gestión y la «sustancial transformación operada en la sociedad».

En la misma línea, los integrantes del órgano han señalado que con la continuidad de Mataix y Ruiz y el director general corporativo, Javier Lázaro, se garantiza la continuidad de la gestión al máximo nivel y la ejecución del Plan Estratégico 2021-2023 aprobado por unanimidad por el consejo de administración el pasado mes de febrero.

Precisamente, Abril-Martorell ha pedido a los trabajadores de Indra en su carta de despedida que apoyasen a estos tres directivos en su gestión de la empresa, en la que consideraba la dirección de Indra como «el mayor reto de su carrera profesional».

En el texto no escondía que «le hubiera gustado completar esta etapa» y consolidar a Indra como uno de los grandes grupos de tecnología, consultoría y defensa.

Abril-Martorell llegó a Indra en 2015 y potenció la apuesta digital y la internacionalización del grupo.

En el campo digital, Indra adquirió Tecnocom y la firma de ciberseguridad SIA, entre otras, así como se creó Minsait, la filial de servicios asociada a este ámbito.

Recientemente, Indra ha consolidado la coordinación de la parte española del nuevo sistema de combate aéreo de la Unión Europea (FCAS), en el que la industria española tendrá el mismo peso que la francesa y la alemana, uno de los grandes logros del directivo, y ha anunciado junto a Enaire el desarrollo de una constelación de nanosatélites para la gestión del tráfico aéreo.

En un comunicado posterior, la empresa ha señalado otros hitos como el saneamiento financiero y la fortaleza comercial, ya que la compañía cerró el primer trimestre con una cartera de pedidos récord.

Asimismo, el texto también hace hincapié en el nuevo modelo de gobernanza implementado con «énfasis en la cultura del cumplimiento» y la renovación del equipo, así como la contratación de jóvenes talentos.

Los proyectos que se encuentra Murtra

El nombramiento de Murtra deberá ser ratificado por una junta de accionistas que, en principio, salvo convocatoria extraordinaria, se celebrará el 30 de junio. Su nombramiento ha levantado ampollas en la oposición que lo ve como una imposición gubernamental en la tecnológica.

Sobre la mesa del directivo, se encuentran proyectos en marcha como la adquisición de alguna compañía digital de mediano tamaño o la elaboración de propuestas para los fondos del plan de recuperación.

La empresa ha destacado en un comunicado que el nombramiento de Murtra contribuirá a mejorar la «ya excelente relación» de la empresa con las distintas administraciones así como a fortalecer el
posicionamiento que tiene Indra ante los fondos europeos.

Desde que se conoció el cese de Abril-Martorell, las acciones de Indra se han desplomado por encima del 10%, aunque a las 17.04 horas de esta tarde rebotaban un 1,99%, hasta los 7,18 euros.