El repunte en los casos de contagiados por Coronavirus ha provocado nuevas restricciones. Muchos negocios que estaban en plena reactivación se han visto afectados por esas nuevas medidas para paliar los rebrotes.

El acuerdo entre el Gobierno y los agentes sociales para prolongar los ERTE hasta el 30 de septiembre contemplaba la posibilidad de una segunda oleada de Coronavirus. Para ello, se habilitaba un nuevo ajuste por fuerza mayor, lo que comúnmente se ha denominado ERTE “de rebrote”.

¿A qué llamamos ERTE por rebrote?

La publicación del 27 de junio del Boletín Oficial del Estado indica que “las empresas y entidades que, a partir del 1 de julio de 2020, vean impedido el desarrollo de su actividad por la adopción de nuevas restricciones o medidas de contención que así lo impongan en alguno de sus centros de trabajo podrán beneficiarse de los porcentajes de exención previstos, previa autorización de un expediente de regulación temporal de empleo de fuerza mayor”.

Twitter Ministerio de Trabajo y Economía Social
¿Quién se puede beneficiar de los ERTE por rebrote?

Podrán acogerse al ERTE por rebrota, las empresas que tengan aprobado un ERTE anterior por fuerza mayor y hubiesen renunciado a él y las empresas que estando en una situación de fuerza mayor parcial, se viesen afectadas por las nuevas medidas de restricción de la actividad.

Las compañías que no hayan pedido aún ningún ERTE por Covid-19 también podrán acceder a esta nueva modalidad de ERTE.

Novedades respecto a los antiguos ERTE

Para empresas con menos de 50 empleados, podrá exonerarse el 80% de la aportación empresarial devengada durante el periodo de cierre y hasta el 30 de septiembre.

Si se trata de empresas con más de 50 trabajadores, la exoneración será del 60% de la misma aportación y desde el periodo de cierre hasta el próximo 30 de septiembre.