En un mundo descompensado en lo que a situaciones financieras se refiere, no es de extrañar que nazcan proyectos y criptomonedas que busquen cambiar la realidad en la que vivimos. Este es el caso de Celo, la criptomoneda que pretende desbancar a la exclusión financiera y lograr un mundo más inclusivo.

Son muchos los avances logrados gracias a la tecnología blockchain y los valores que la envuelven, tales como la transparencia, la inmutabilidad, la democracia y la seguridad. Bien, pues cabe destacar que a estos últimos se les ha sumado recientemente la inclusión, un valor más que necesario en un mundo donde se pronuncian cada vez más las injusticias sociales

¿Qué es Celo y qué papel juega en la inclusión social?

En resumidas cuentas, Celo es una red que funciona como plataforma de pago para criptomonedas y que ha sido creada con el objetivo de acercar los servicios financieros descentralizados propios del mundo cripto, comúnmente conocidos como DeFi, a cualquier persona con smartphone, sin importar cuál sea su situación o localización. De este modo, otorga la posibilidad a millones de usuarios en todo el mundo de acceder a los beneficios de las finanzas descentralizadas.

La motivación que mueve a Celo se basa en alcanzar un futuro donde se le dé la oportunidad a todo el mundo de prosperar, partiendo en este caso de una plataforma que permita hacer pagos a cualquier persona, con la única condición de que tenga un ‘smartphone’. Además, también permite y facilita el diseño de otras herramientas o aplicaciones descentralizadas, conocidas como DApps, sobre su red, para que cualquier persona pueda contribuir al proyecto y beneficiarse del objetivo común. 

Qué caracteriza a la red de Celo

Celo tiene como base tres pilares fundamentales que la definen a la perfección como red: «Móvil, abierta, real».

Es una red móvil

En primer lugar, se define a sí misma como una red móvil porque, como mencionamos anteriormente, la red de Celo tiene como principal enfoque llevar las finanzas descentralizadas (DeFi) a cualquier usuario a través de los dispositivos móviles. Gracias a Celo, cualquier persona puede asignar la dirección de su ‘wallet’ de criptomonedas a su número de teléfono y realizar o recibir envíos como si de un bizum se tratara; para ello, cuenta con DApps nativas como: ImpackMarket o Valora. 

Lo que hace tan especial a Celo en el panorama económico actual es que, al contrario de lo que puedan requerir los bancos para poder abrir una cuenta bancaria, en Celo podrás comenzar a operar sin necesidad de presentar nóminas o de demostrar solvencia. Con tan solo disponer de un móvil y una wallet, podrás tener acceso a todo un mundo de posibilidades financieras: pedir préstamos en criptomonedas, ofrecer liquidez a cambio de rentabilidad anual, entre muchas opciones más.

Hasta aquí a nivel usuario, pero a nivel desarrollador, Celo usa un cliente ultraligero basado en Zk-SNARK llamado Plumo, que permite a los nodos móviles de recursos limitados sincronizarse más rápido y con menos datos a su blockchain, esto hace que esta red se sincronice un millón de veces más rápido que otras blockchains. 

Es una red abierta

En cuanto a la infraestructura de Celo, es una red interoperable y totalmente compatible con Ethereum. Al ser de código abierto, ha permitido que en la actualidad más de 1000 proyectos de desarrolladores e inclusos artistas construyan nuevas aplicaciones sobre su red, expandiendo así el uso de estas criptomonedas en más de 100 países.

La arquitectura de Celo permite la construcción de herramientas o aplicaciones ligeras pensadas para funcionar en dispositivos móviles, al mismo tiempo que asegura transacciones de red rápidas y a muy bajo coste. Cabe destacar que ya existen soluciones en favor de la escalabilidad, como el estándar Optics, que permitirán que se puedan realizar transacciones desde Celo a otras blockchains de capa 1 habilitadas para contratos inteligentes, como Ethereum, Cosmos, Near, Solana, y todo sin tener que pagar los elevados costes de gas, con la finalidad de conectar a la mayor cantidad de personas a sus servicios y tecnología.

Es real

El afán por llegar a tantos usuarios reside en la intención de darle a este proyecto un uso real, una utilidad tangible en el día a día del usuario de a pie. Llevar las DeFi a los dispositivos móviles no es más que un medio para resolver problemas reales de la población. 

De hecho, Celo ha hecho realidad la visión de una blockchain compuesta por un sistema financiero descentralizado y accesible a nivel mundial. Los millones de transacciones conseguidos hasta ahora con un promedio de espera de hasta 5 segundos, el pago en moneda estable de las bajas comisiones por transacción y el protocolo de verificación telefónica descentralizada no hacen más que impulsar la adopción de la tecnología de Celo en el mundo real. Empresas y organizaciones como Deutsche Telekom, Opera y la Fundación Grameen ya se encuentran trabajando con su ecosistema.

Las funciones del token nativo de la red de Celo

Celo dispone de su propio token nativo, el cual se usa tanto para el pago de las comisiones en la red, como para participar en el sistema de gobernanza del proyecto a través del staking; de este modo, aquellos usuarios que posean el token CELO podrán votar sobre los cambios que se lleven a cabo con respecto a su protocolo, al mismo tiempo que colaboran a respaldar la seguridad de la red.

El valor del token de CELO sí que oscila en el mercado, a diferencia de los tokens cUSD y cEUR, los dos tokens estables del protocolo de Celo.

La estabilidad de los tokens cUSD y cEUR

Como comentábamos, además del token nativo de la red, Celo cuenta con dos tokens estables, el cUSD y el cEUR, cuyo valor se corresponde al del dólar americano y al euro respectivamente. Para respaldar el valor de ambos tokens, existe la CELO Reserve, una reserva colateralizada de CELO, BTC, ETH, DAI y cMCO2, con pensamiento de seguir añadiendo más tokens estables en su ecosistema. Lo innovador de esta reserva es que no se trata de una reserva centralizada, sino que se trata de una reserva que se gestiona a sí misma reduciendo o generando la oferta de cUSD y cEUR para estabilizar el valor de la moneda.

Para poder interactuar con la red de Celo, tienes a tu disposición una gran variedad de wallets, entre ellas: Valora, Steakwallet, Pesabase, Wallet Connect, Metamask, CeloWallet.app, CeloExtensiónWallet, Dove Wallet, D´CENT y Celo Terminal. Además, también es compatible con el uso de wallets frías, como Ledger.

Cómo ganar CELO de forma incentivada

Existen distintas formas de conseguir aumentar tus fondos de CELO. Por lo general, cuando aportas tu granito de arena a la comunidad, recibes incentivos en forma del token nativo de la red. Este es el caso del ‘staking‘ o de la provisión de liquidez.

Celo usa el protocolo de consenso Proof-of-Stake, lo que quiere decir que los usuarios pueden delegar sus tokens a los nodos validadores y obtener recompensas a cambio por cada bloque validado en la red, mientras que, al mismo tiempo, ayudan a mantener la descentralización y seguridad de la red.

Por otro lado, Celo incentiva con recompensas a aquellos usuarios que aporten liquidez a su red a través de pools, permitiéndoles así participar en el sistema DeFi y obtener rendimientos, concepto conocido en el mundo cripto como yield farming. Sin embargo, este tipo de prácticas conllevan un riesgo. Con tal de alejarse de los riesgos del impermanent loss, provocado por el desajuste de la relación del precio de las dos criptomonedas por las que se ofrece liquidez en una pool, muchos usuarios se han decantado por el farming de estables en la red de Celo para ir sobre seguro.

Por otro lado, se puede seguir sacando beneficio los tokens LP (Liquidity Provider), es decir, los tokens que te dan a modo de recibo por haber ofrecido liquidez en una ‘pool’ entre dos activos.  Estos tokens LP son muy útiles dentro del mundo DeFi, ya que se pueden usar como colateral para préstamos, para obtener rendimientos en otras plataformas de yield farming, y muchos otros casos de uso. Para ello, se puede aportar liquidez y obtener rendimientos en Celo a través de plataformas como Ubeswap y SushiSwap.

Además, existen otros productos DeFi a los que también se puede acceder para sacarle el máximo partido a tus tokens de CELO, como el borrowing o el lending, entre otros. Un ejemplo de cómo se está familiarizando y democratizando cada vez más el uso del rendimiento y de los créditos es Moola, un protocolo descentralizado ascendencia compartida con Aave V1 de liquidez construido sobre la red de Celo. Los proveedores de liquidez ganan un rendimiento pasivo, el cual corre a cargo de los prestatarios, quienes pueden pedir préstamos colateralizados de forma continuada.

Una criptomoneda con proyección de futuro

Como vemos, Celo es un ecosistema que cuenta con una tecnología blockchain potente enfocada principalmente en hacer llegar la descentralización de los servicios financieros a millones de usuarios de todo el planeta. De este modo, impulsa con creces la adopción de las criptomonedas en la sociedad, las cuales quedarán al alcance de todo el mundo dejando en segundo plano tanto su posición geográfica como su situación económica personal, con el fin de abrirles las puertas a los beneficios del nuevo paradigma económico.

Si bien es cierto que actualmente ya hay en circulación más de 250 millones de tokens de CELO y teniendo en cuenta que el límite se encuentra fijado actualmente en 1000 millones, podemos concluir que aún queda mucho recorrido para este proyecto, por lo que esperaremos pacientemente lo que tiene por venir.

*Joel Jabalera empezó su carrera como empresario en la rama Inmobiliaria a los 18 años. Después, estudió Administración y Dirección de Empresas. En 2013, decidió adentrarse en el apasionante mundo de las Criptomonedas. Ha sido inversor angel en más de 100 proyectos que usan Criptomonedas y tecnología blockchain para financiarse. Además, es influencer para la comunidad hispanohablante. Actualmente, ocupa el puesto de CEO en Stakely.io y Stakely.vc.