Para madurar un whisky que da un salto de calidad, alojado en barricas de roble americano.

Para reinventarse, reconstruirse, replanteárselo todo y activar nuevos comienzos.

Reunimos a tres perfiles clave del sector gastronómico -Nino Redruello, CEO del Grupo La Ancha; Laura S. Lara, sumiller y periodista; David García, chef de El Corral de la Morería- para reflexionar sobre la relevancia de meditar los pasos, cocinar al chup-chup y saborear la recompensa de la espera.

Intercambian opiniones, experiencias y expectativas sobre la década que viene y la que se fue, dejándoles aprendizajes para reafirmarse en la importancia de aplicar a la cocina constancia, trabajo, reflexión, detenimiento y productos de calidad.

David García: «Este es un oficio de largo recorrido. Tienes la obligación de dedicarle tiempo a la gente en el día a día».

Laura S. Lara: «En el mundo de los destilados es fundamental saber esperar. Con los whiskies, por ejemplo, es fundamental. En envejecimiento de la barrica en el transcurso de diez años es apasionante».

Nino Redruello: «Hemos hecho las cosas de una manera orgánica, sencilla, sin prisa, con paz y tranquilidad, con ese punto de espera, de constancia y vibración».

Celebrando la espera, Ballantine´s propone un whisky añejado diez años en barricas de roble americano que encarna los valores de la gastronomía, respetando la esencia del producto.