Giuseppe Chiericatti, Director General de Chiesi España, señala dos hitos fundamentales en la historia de Chiesi, la empresa farmacéutica con sede en Parma que cuenta con más de ochenta y cinco años de historia. Por un lado, una firme apuesta para el I+D, con una inversión constante alrededor del 20% sobre la facturación global; por otro lado, la internacionalización de la empresa, que empezó siendo un negocio familiar y actualmente está en más de treinta países con presencia directa y en noventa a través de sus partners.

Chiericatti insiste en que toda la estrategia de la compañía persigue un objetivo definido: «mejorar la calidad de vida de las personas, en particular de personas que padecen enfermedades crónicas, y a la vez tener un impacto positivo sobre el medioambiente».

Así mismo, enfatiza el compromiso con los empleados -más de trescientos en España- avalados por certificados como great place to work: «más que los números a mí siempre me gusta subrayar la actitud de nuestras personas», dice Chiericatti.

Y concluye destacando la importancia de la investigación como una de las claves esenciales en el ámbito de la salud: «no es solo importante sacar nuevos medicamentos, sino que los medicamentos que hay que los pacientes lo tomen, lo tomen de forma correcta».