Mataix destaca la importancia de generar un «beneficio del desarrollo sostenible de la economía en beneficio del último cliente que son las personas» y señala como valor diferencial de Indra «devolver a la sociedad todo lo que hemos recibido de ella».

Para alcanzar dicho objetivo, asegura que la clave de la compañía para estar en el corazón de los clientes es contar con un equipo de personas «fiables, éticas y confiables».

Así mismo, apunta como estrategia esencial la innovación para destacar en el mundo global y la gestión integral de multitud de servicios y productos para satisfacer todas las necesidades de los clientes.