La renuncia de Gerard Piqué al FC Barcelona y al fútbol tomó al mundo deportivo por sorpresa. No solo porque se trata de uno de los mejores jugadores españoles de los últimos tiempos, sino por sus contratos laborales.

Aunque es difícil saber a ciencia cierta cuánto dinero perderá el futbolista catalán tras su retirada porque buena parte de su salario depende de primas por objetivos, lo que sabemos es que el central renuncia a un año y medio de contrato con el FC Barcelona, y lo que está por verse es si renunciará al bono de fin de carrera.

Varios medios de la prensa deportiva española aseguran que las cantidades que perderá el futbolista tras su renuncia están entre los 20 y 50 millones de euros.

Gerard Piqué modificó dos veces las condiciones de su contrato en el Barcelona (que firmó en 2018) debido a la situación económica del equipo derivada de la crisis del coronavirus.

De acuerdo a EL MUNDO, en el caso de mantener su salario fijo de este curso (un contrato que firmó con Joan Laporta en 2021), sus pérdidas serán de 22 millones de euros: 12 millones de salario fijo y 10 de un bonus de permanencia.

Con el contrato anterior a Laporta (el que modificó con Josep María Bartomeu), según explica EL MUNDO, sus ingresos fijos por salario y bonus habrían sido de 29,5 millones de euros brutos, sin contar variables. En ambos casos, se mantendría un bonus de 11 millones con el concepto de «premio de finalización de contrato».

Por su parte, el diario AS, asegura que el Barça se ahorrará unos 50 millones de euros con la salida de Piqué, que perdonará al club el año y medio que le queda de contrato. «Si bien es cierto que el segundo año dependía de que jugara un número determinado de partidos este curso, esa cantidad estaba en el proyecto del presupuesto de la próxima temporada», destaca el AS.

El diario MARCA, por otra parte, asegura que el futbolista catalán dejará de ganar entre 20 y 25 millones brutos, lo que supone un ahorro aproximado de 50 millones para el club.

En las próximas semanas está por verse cómo se harán los respectivos pagos al futbolista y las cantidades exactas (o lo más cercanas posibles a la realidad) que perderá al ya no seguir con el contrato con el FB Barcelona y con las diferentes marcas que lo patrocinaban mientras estaba pertenecía al club.

También está por verse cuáles son las marcas y patrocinios que mantendrá después de su retiro, ya que por sí mismo, Gerard Piqué es una marca más allá de la cancha.