La presidenta de El Corte Inglés, Marta Álvarez, ha resaltado este viernes que el grupo ha logrado en los cuatro primeros meses del ejercicio 2022 unas ventas y unos resultados por encima de los obtenidos en el periodo equivalente de 2019.

«Es la confirmación de que vamos por la senda correcta, de que estamos consiguiendo nuestros objetivos. De que estamos construyendo El Corte Inglés del futuro», ha afirmado Álvarez durante su intervención en la junta general de accionistas, que ha dado ‘luz verde’ al reparto de un dividendo de 75 millones de euros, con lo que vuelve a los niveles de retribución al accionista de 2019, antes de la pandemia del Covid-19.

Asimismo, Álvarez ha resaltado el esfuerzo que se está realizando para «ser rentables sin perder calidad, culminar la transformación digital sin que la tienda pierda su atractivo físico» y seguir siendo «esa empresa comercial que nunca falla, la que es sinónimo de confianza».

La presidenta del grupo de distribución ha afirmado que el ejercicio 2021 ha sido el año de vuelta a los beneficios y de una «fuerte» reducción de la deuda, un año en el que todas las líneas de negocio han tenido una evolución positiva y en el que se han iniciado «acciones trascendentes para hacer más eficiente la compañía».

En este sentido, ha calificado el ejercicio 2021 como «el de la recuperación de la actividad» y ha destacado que «el trabajo y el esfuerzo de todos» ha permitido a la firma evolucionar de «forma positiva, salir reforzados financieramente, convertirse en una empresa más sólida y contar con buenas perspectivas de futuro a pesar de las turbulencias económicas».

«Los instrumentos que hemos manejado para conseguirlo se definen con pocas palabras: claridad de objetivos, rigor en la gestión, profesionalización en todas las áreas de negocio, transformación digital, innovación y servicio al cliente», ha añadido Álvarez.

La presidenta ha reconocido que todo ello ha sido posible gracias al esfuerzo de los empleados de El Corte Inglés, que «han sabido responder de manera ejemplar»; de los proveedores, con quienes la firma mantiene una «estrecha» relación de colaboración; de sus clientes, que se han mantenido «leales» y han encontrado respuesta a sus necesidades, y de los accionistas que «han reafirmado su confianza en El Corte Inglés del mañana». «Entre todos, estamos ya construyendo el futuro», ha añadido.