El Real Madrid se enfrenta al Liverpool en una final de Champions que puede suponer su copa número 14. El partido, al que el club blanco llegó tras una espectacular remontada en el Santiago Bernabeu (donde con dos goles de Rodrygo y uno Benzema culminó la remontada ante el Manchester City), se juega esta noche en el Stade de France de Saint-Denis a las 21.00h. Y el Madrid llega a París cargado de gloria. La última: coronarse como el equipo de fútbol más valioso del mundo valorado en 5,1 mil millones de dólares, según la lista Forbes. El conjunto de Florentino Pérez repite en la cúspide del ranking por sexta vez (la última de ellas en 2019).

Por si fuera poco, los reyes de Europa también se coronaron campeones de liga el 30 de abril, cuando el equipo entrenado por Carlo Ancelotti certifico la conquista del título al vencer 4-0 al Espanyol en el Santiago Bernabéu, sumando 18 puntos de distancia con el Barcelona y 17 con el Sevilla, que ya no podrán alcanzar a los blancos en las cuatro jornadas que faltan de campeonato. Con esa hazaña, los blancos conquistaron LaLiga por 35ª vez.

El equipo presidido por Florentino Pérez lidera con toda la contundencia de las cifras. Su conquista del título en la jornada 34 les coronó como los campeones más precoces de la historia de LaLiga española. Además, si consiguen mantener la distancia con sus perseguidores hasta el final de la temporada, se convertirán también en el campeón con mayor diferencia de puntos respecto al segundo clasificado. Ese récord lo ostenta actualmente el Barcelona, que en la temporada 2011/12 ganó LaLiga con 15 puntos de distancia respecto al Real Madrid.

Y es que esta Liga solo ha tenido un color de principio a fin: el blanco. El Real Madrid ha coronado la clasificación durante (casi) toda la temporada, a excepción de la segunda jornada, cuando cedió momentáneamente la cabeza de la tabla al Sevilla. Pero desde entonces, los de Ancelotti no han dado opción a sus contrincantes.

Liderados por un excelso Karim Benzema, máximo goleador y asistente de LaLiga (26 tantos y 11 pases de gol), los blancos han destacado por formar un bloque muy sólido, sin apenas rotaciones, en el que han brillado veteranos como Modric (36 años) o Kroos (32), pero también jóvenes talentos como Vinicius (21), Rodrygo (21) o Camavinga (19). La receta del éxito de Ancelotti que le convierte en el primer entrenador de la historia que conquista las cinco grandes ligas europeas (Alemania, Inglaterra, Italia, Francia y España).

Un triunfo que no solo encumbra al técnico italiano y a la plantilla de jugadores, sino también al modelo de gestión del club en los últimos años. Ante la crisis económica que ha provocado la pandemia en todos los equipos, la directiva del Real Madrid decidió adoptar una política de recorte drástico de los gastos, especialmente en el apartado de fichajes.

Pero la receta del Real Madrid no solo ha pasado por controlar el gasto en fichajes, sino también por una reducción de los salarios de la plantilla cercano al 10% y un recorte en los gastos operativos de más del 25%. Una medida necesaria teniendo en cuenta que el club se encuentra inmerso en la remodelación del Santiago Bernabéu, la cual se está financiando con un crédito de 1.000 millones a devolver entre 25 y 30 años con un interés del 2,5%.

El título de Liga conseguido el pasado sábado será el último que la afición madridista celebre en el estadio de la Castellana tal y como lo conocen, ya que se espera que las obras del Santiago Bernabéu terminen a finales de este mismo año. El club estima que el nuevo estadio generará unos beneficios anuales de 200 millones de euros y ya ha firmado un acuerdo con la empresa de EE UU, Legends, para administrar los recursos. Los estadounidenses aportan una financiación de 400 millones de euros y a cambio se quedarán con el 20% de los derechos de explotación del estadio los próximos 25 años.

De esta manera, el Real Madrid busca competir económicamente con los grandes clubes de Europa, sobre todo con los de Inglaterra. La inmensa financiación que reciben los equipos de la Premier League por los derechos de televisión de su liga ha disparado la diferencia en el gasto en fichajes en los últimos años con respecto al resto de clubes de Europa. En la temporada 2020/21, los clubes españoles ingresaron en total 1.444,7 millones de euros por derechos televisivos, mientras que en la Premier llegaron hasta los 2.518,5 millones.

A pesar de la difícil situación que han atravesado muchos clubes en estos años por culpa de la pandemia, el gasto global en fichaje no ha hecho más que aumentar, impulsado especialmente por los clubes ingleses. Solo el pasado mercado de invierno, los equipos de la Premier gastaron 335 millones de euros, más que los de la Seria A (175 millones) y LaLiga (78) juntos.

Pero el Real Madrid se ha desmarcado de esta corriente y se ha mantenido con un perfil bajo en el mercado de fichajes, buscando firmar agentes libres como la temporada pasada hizo con David Alaba. Este verano, todo apunta a que podría repetir esa fórmula si finalmente consigue firmar a Kylian Mbappé y Antonio Rudiger, ambos sin contrato a partir del 30 de junio.

Mirando bien cada euro, el Real Madrid ha conseguido proclamarse como el mejor equipo de España y mirar a los ojos a las grandes fortunas de Europa. Este miércoles, los blancos deciden su eliminatoria de las semifinales de la Champions ante el Manchester City, el club con más ingresos del mundo (644,9 millones de euros en la temporada 2020/21, según el informe Football Money League de Deloitte) y el que más ha gastado en fichajes en los últimos 17 años (2.240 millones). En la ida el resultado fue de 4-3 para los de Guardiola, pero el Real Madrid ya ha demostrado esta temporada que, en la Champions, en el Santiago Bernabéu, todo puede ocurrir.