Cuatro estadounidenses formaban la tripulación en el primer vuelo privado de Space X al espacio que tuvo lugar el miércoles por la noche. El vuelo consiste en tres días alrededor de la órbita de la Tierra. Se trata de uno de los saltos más ambiciosos en el turismo espacial. Dos meses antes, Virgin Atlantic y Blue Origin completaron breves vuelos privados de exploración espacial.

Los tripulantes

Entre los cuatro estadounidenses, se encontraban dos ganadores del concurso —Chris Sembroski, ingeniero de datos y el Dr. Sian Proctor, educador de colegio comunitario—, una médica —Hayley Arceneaux— y su patrocinador multimillonario, Jared Isaacman, del Centro Espacial Kennedy. Anteriormente, Jeff Bezos fue el primer multimillonario en viajar al espacio.

Hayley Arceneaux se ha convertido en la estadounidense más joven en viajar al espacio, además de ser la primera viajera espacial con una prótesis. Una varilla de titanio forma parte de su pierna izquierda, así indicó la Associated Press.

Los pasajeros están volando a bordo de la cápsula Dragon de Space X y pasarán tres días orbitando la tierra varias veces a una altitud de hasta 360 millas (579,364 kilómetros aproximadamente).

La cápsula Dragon se lanzó utilizando el cohete Falcon 9, igual que con la misión Space X Inspiration 4. Después del lanzamiento, el propulsor de primera etapa utilizado para la primera misión también aterrizó con éxito en una plataforma oceánica.

El administrador de la NASA, Bill Nelson, felicitó a los tripulantes y tuiteó: “La órbita terrestre es más accesible para que más personas experimenten las maravillas del espacio. Esperamos con ansias el futuro, uno en el que la NASA es uno de los muchos clientes en el mercado espacial comercial. ¡Adelante y hacia arriba!”.

En 1986, Nelson tomó un vuelo a bordo del transbordador espacial Columbia como especialista en carga útil mientras se desempeñaba como miembro en funciones de la Cámara de Representantes de los EE. UU. del Estado de Florida.

Esta misión está financiada por la empresa de procesamiento de pagos de Isaacman, aunque se han negado a revelar el coste total de la misión Space X Inspiration 4.

Para llevar a cabo la misión, la tripulación ha pasado seis meses entrenando para el vuelo para hacer frente a posibles emergencias. Entre los entrenamientos se incluían vuelos a bordo de aviones de combate, entrenamientos con simuladores y una caminata por el monte Rainier.