A Twitter no paran de salirle pretendientes: Google, Salesforce, Verizon, Facebook o Microsoft son algunos de los más potentes, a los que, según el portal especializado Bloomberg, habría que añadir también a Disney. Por si el asunto no fuese ya suficientemente emocionante, la cadena de noticias CNBC publicó – a través de su cuenta de Twitter, como no podría ser de otra manera – que la compra podría producirse entre los próximos treinta y cuarenta y cinco días.

De acuerdo con los analistas Disney es, por su perfil, la compañía idónea para hacerse con la red social. Además de ser un auténtico monstruo de los medios – posee el control de la cadena ABC, ESPN, A&E Networks, e incontables patentes en Pixar, Star Wars y Marvel – resulta que Jack Dorsey, actual CEO de Twitter, es también miembro del consejo de The Walt Disney Company. La compra de una de las redes sociales más utilizadas en todo el mundo le permitiría amplificar su alcance mediante plataformas online alternativas a la televisión tradicional.

En cuanto a la suma que pondría Disney sobre la mesa, hablaríamos de unos 16.000 millones de dólares (el equivalente a 14.226 millones de euros), aunque el montante podría subir en las próximas negociaciones. El salto del rumor ha hecho que las acciones de Twitter se disparasen un 21% en bolsa, mientras que las de Disney cayeron cerca de un 2% por el riesgo intrínseco a la adquisición.

Los rumores sobre la venta de Twitter han ido cobrando fuerza en los últimos meses, motivados por el descenso del número de usuarios y su incapacidad de generar ingresos a pesar de su popularidad. Además, en julio de este mismo año la red social hizo público el peor dato de su historia bursátil desde que saltase a Wall Street en 2013.