El fontanero más famoso del mundo habitará en todos los teléfonos Apple antes de esta Navidad gracias a una aplicación que Nintendo ha creado en exclusiva para la Apple Store y que se llamará Super Mario Run.

El acuerdo entre Apple y Nintendo para convertir en app el legendario videojuego de la compañía japonesa constituye una alianza sin precedentes. “La App Store ha mejorado nuestras vidas de muchas formas diferentes: en la forma en que nos comunicamos, trabajamos y divertimos. Pero para los jugadores de todas las edades la historia estaba incompleta sin Mario, así que nos entusiasma que Nintendo haya decidido traerlo a iOS”, ha declarado el consejero delegado de Apple, Tim Cook.

Justo después ha acaparado el escenario y la atención Shigeru Miyamoto, el hombre que creó al famoso personaje de videojuegos hace más de treinta y cinco años. “Hemos creado ‘Super Mario Run’ para que se adaptase perfectamente al iPhone. Super Mario ha evolucionado cada vez que se ha enfrentado a una plataforma nueva y, por primera vez, los jugadores podrán disfrutar de una partida completa con una sola mano, lo que les dará la libertad de jugar mientras viajan en metro o, mejor aún, mientras se comen una hamburguesa”, ha adelantado el japonés.

Super Mario Run estará disponible en la Apple Store en diciembre, en más de cien países y nueve idiomas. Aunque su descarga será gratuita, para poder disfrutar de todo el contenido del juego será necesario pagar un precio cuya cantidad no ha trascendido. Lo que sí se sabe es que, aunque conservará el look clásico del Super Mario de toda la vida, incorporará algunas novedades: Mario se moverá hacia delante por sí mismo, pero necesitará un toque con el dedo del jugador para saltar obstáculos, evitar enemigos y alcanzar la bandera al final de cada nivel.

Lo que está claro es que 2016 está siendo un año dorado para Nintendo. Tras la locura que se desató hace menos de dos meses en las Bolsas con el lanzamiento de Pokémon Go, los títulos de la compañía de videojuegos se han disparado casi un 30% con el anuncio del lanzamiento de la aplicación de Super Mario en la Apple Store: poco después de hacerse pública la noticia, los accionistas se lanzaron en estampida a hacerse con títulos de la compañía japonesa. Las acciones de Nintendo, que habían cerrado el martes a 28,5 dólares, saltaron a los 36,55 nada más darse a conocer su novedosa alianza con Apple para llevar a Mario al iPhone.