Economía

Raquel Sánchez afirma que Renfe «se queda en Cataluña» y que sus trabajadores «son lo primero»

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en funciones, Raquel Sánchez, ha asegurado este martes que Renfe «se queda en Cataluña», y se ha comprometido a trabajar en el traspaso junto a los trabajadores, que ha dicho, «son lo primero».

Así ha respondido la ministra a la huelga convocada por los trabajadores de Renfe tras conocer el traspaso integral a la Generalitat del servicio de Rodalies, durante la inauguración del Smart City Expo Barcelona que se celebra esta semana en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Sánchez ha explicado que lo primero que hizo tras cerrarse el acuerdo entre PSOE y ERC fue llamar a los sindicatos, con los que este lunes mantuvo una reunión «para darles un mensaje de tranquilidad, que el Gobierno, así lo recoge el acuerdo, garantizará sus derechos y condiciones laborales y habrá movilidad laboral».

Considera comprensible, ha dicho, la inquietud de los trabajadores, pero ha asegurado que trabajarán «de la mano durante este proceso de traspaso».

También ha reiterado que el acuerdo contempla la creación de diferentes grupos de trabajo «para que el traspaso se haga de la mejor manera posible».

«Renfe no va a desaparecer de Cataluña. Lo que hacemos es culminar un proceso que comenzó en 2010, dando respuesta a ciertas diferencias en el traspaso de recursos económicos y definiendo los tramos que se pueden ceder», ha sostenido.

COHERENCIA

Esto, ha precisado, «no es incoherente con lo que se ha dicho durante los últimos años», tras afirmar que los trabajadores son lo primero y que así se recoge en el acuerdo.

Respecto a la petición de la Generalitat de que el traspaso del servicio sea total, Sánchez ha dicho que se deben «ceñir al acuerdo», en el que solo se alude a Rodalies.