Economía

CEOE pide que Marruecos cumpla el «régimen de viajeros» en Ceuta y Melilla

El presidente de la Confederación Organizaciones Empresariales de España (CEOE), Antonio Garamendi, ha apoyado este jueves desde Melilla la petición de las patronales de Ceuta y Melilla para exigir que Marruecos cumpla el «régimen de viajeros» desde la zona española al reino alauí –desde que reabrió la frontera en mayo 2022 no permite el paso de ningún producto hacia su lado–.

Asimismo, ha exigido al Gobierno que devuelva a los empresarios de ambas ciudades la bonificación del 50 por ciento a las cuotas a la Seguridad Social que se venía aplicando hasta el pasado 1 de septiembre de 2023.

En declaraciones a la prensa tras reunirse con el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda (PP), Antonio Garamendi ha reclamado para las dos ciudades españolas del norte de África «un tratamiento especial» al considerar que «es fundamental establecer un marco favorable para el desarrollo económico» de Ceuta y Melilla y «se reconozcan las necesidades y especificidades» de las dos ciudades autónomas.

En este sentido, el máximo responsable de la patronal en España ha respaldado la petición de sus asociaciones en ambas ciudades para reclamar al Ejecutivo Central que realice las gestiones necesarias ante el Reino de Marruecos para que éste permita el paso de mercancías desde el lado español al marroquí de residentes melillenses y ceutíes, como se realizaba antes del cierre de fronteras de marzo de 2020 por la pandemia del covid-19.

«Hemos pedido el traslado de frontera, en el sentido que pueda haber una transferencia, de alguna manera, en el pase de la frontera, en este caso de España a Marruecos, que en estos momentos no se está dando» ha admitido Garamendi, que ha recogido así la petición de los empresarios de Ceuta y Melilla que subrayan que en cambio el «régimen de viajeros» sí se cumple a la inversa, desde Marruecos hacia las dos ciudades españolas desde que reabrió la frontera en mayo de 2022.

RECUPERAR LA BONIFICACIÓN

Antonio Garamendi se ha mostrado solidario con el sector empresarial de Ceuta y Melilla, respaldando «sus demandas legítimas», con el fin de «fomentar el desarrollo económico y empresarial en ambas ciudades autónomas» y «garantizar condiciones justas para los empresarios y emprendedores» que allí residen.

Al respecto, ha respaldado la petición de sus patronales en ambas ciudades para la derogación de las dos disposiciones (Reales Decretos 1/2023 de 10 de enero y 660/2023 de 18 de julio) que modifican el anterior sistema de bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social en Ceuta y Melilla, que comenzó a aplicarse en 2004 con el Gobierno de José María Aznar.

Garamendi ha señalado que estos cambios, materializados el pasado 1 de septiembre, han supuesto un perjuicio para las pequeñas y medianas empresas porque «pensamos que se ha buscado una fórmula muy complicada, especialmente para las pequeñitas empresas, por las dificultades que supone tanto papeleo».

Tras la reunión con el presidente de Melilla Juan José Imbroda, el responsable de la CEOE ha acudido a la Delegación del Gobierno, para mantener un encuentro con su titular, Sabrina Moh.

Una reunión a la que también han asistido el secretario general de la organización, Alberto González-Ruiz, y una amplia representación de la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME) encabezados por su presidente, Enrique Alcoba.

El encuentro ha servido para que el líder de la patronal se presente ante la máxima representante del Gobierno de España en la ciudad y para abordar la situación económica de Melilla. Entre los temas tratados han estado el nuevo sistema de bonificación a las cuotas de la Seguridad Social o la aduana comercial, entre otros.