Economía

Asescon solicita a Feijoo que si es investido evite los peajes en las autopistas españolas

La Asociación Española de Consumidores (Asescon) dirigirá este jueves un escrito al presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, en el que le solicita que en el caso de ser investido como próximo presidente del Gobierno revierta la medida propuesta a la Unión Europea respecto al pago de peajes en las autovías españolas.

Esta petición se encuentra en la lista de las realizadas por la organización, que esta misma semana enviará un escrito al líder de los populares para que en el debate de investidura, que se celebrará a finales de septiembre, tenga en cuenta soluciones reales para los consumidores y usuarios ante la situación económica actual.

En su opinión, las políticas sociales y económicas destinadas a los consumidores son «imprescindibles» en el contexto actual «con ciudadanos con gravísimos problemas para afrontar el pago de la cesta de la compra, de las hipotecas o de los alquileres, de los suministros o de los carburantes».

Por ello desde la asociación se solicita a Feijóo que, en el caso que sea investido como próximo presidente del Gobierno, una de las primeras medidas que tome sea la reversión de la medida propuesta a la Unión Europea en cuanto al pago de peajes en las autovías españolas.

«Esto, de llevarse a cabo, sería una losa importantísima
para las familias y las empresas españolas. En base a ello, esperamos que nunca vea la luz y que se afronten otros ajustes económicos ante Europa», reclama la organización.

La Comisión Europea confirmó el pasado mes de julio que el plan de recuperación y resiliencia español aprobado por Bruselas incluía el compromiso de adoptar una ley sobre movilidad sostenible y financiación del transporte y de introducir un mecanismo de pago por el uso de carreteras a partir de 2024.

El Ejecutivo comunitario confirmó que la medida aparece en el plan que fue aprobado tanto por Bruselas como por los Estados miembro y aparece ligado, en concreto, al desembolso del quinto tramo del plan, que asciende a más de 8.000 millones de euros.

Asesco considera que la conservación de las autovías «ya se paga con los impuestos que pagamos los ciudadanos, no sólo en el IRPF, sino también en el de impuesto de hidrocarburos, que hace que el precio de los carburantes sea un 50% más caro».

La organización advierte además de las repercusiones económicas que la introducción de peajes en las autovías puede tener. «Esta medida incidirá negativamente en el IPC ahora que lo tenemos estabilizado en el entorno del 2%. El aumento de costes del transporte conllevará un nuevo encarecimiento de los precios de los productos y, por tanto, un endurecimiento de la vida de los consumidores», señalaba hace unas semanas en un comunicado.

Desde Asescon también se insta al resto de intervinientes de los grupos parlamentarios en el debate de investidura que tengan en cuenta «los problemas reales de los ciudadanos» y que no se
produzcan «debates meramente ideológicos o de confrontación inútil sin aportar soluciones a los consumidores y usuarios».