Economía

Los trabajadores de UPS ratifican el nuevo convenio que evita la huelga

Los trabajadores en Estados Unidos del gigante de la mensajería y logística UPS han aprobado por una abrumadora mayoría del 86,3% el convenio colectivo para los próximos cinco años pactado entre la empresa y la International Brotherhood of Teamsters, el sindicato que representa a unos 340.000 empleados de la compañía en el país, eliminando así el riesgo de huelga.

El nuevo convenio, pactado a finales del pasado mes de julio, contempla un incremento de los salarios para los trabajadores a tiempo completo y parcial, así como la creación de más empleos de tiempo completo y otras prestaciones en el lugar de trabajo, incluido el aire acondicionado, según ha explicado el sindicato.

«Nuestros miembros acaban de ratificar el acuerdo más lucrativo que los Teamsters jamás hayan negociado en UPS. Este contrato mejorará las vidas de cientos de miles de trabajadores», dijo el presidente general de Teamsters, Sean M. O’Brien, quien aseguró que el convenio supone «un nuevo estándar», que eleva el listón de salarios, prestaciones y condiciones laborales en el sector.

«Este es el modelo de cómo se debe pagar y proteger a los trabajadores en todo el país, y es mejor que las empresas no sindicalizadas como Amazon presten atención», añadió.

UPS, que obtuvo un beneficio neto de 2.081 millones de dólares (1.912 millones de euros) en el segundo trimestre de 2023, lo que representa una caída del 27% en comparación con el resultado contabilizado en el mismo periodo del año anterior, revisó a la baja sus previsiones anuales para reflejar el impacto de los costes asociados al nuevo convenio.

De este modo, de cara al conjunto de 2023, UPS prevé que sus ingresos consolidados en 2023 serán de aproximadamente 93.000 millones de dólares (84.582 millones de euros), frente a los 97.000 millones de dólares (88.220 millones de euros) previstos previamente, mientras que el margen operativo ajustado será de alrededor del 11,8%, un punto porcentual menos.