Economía

Facua asegura que el Ministerio de Consumo investiga decenas de acuerdos de OCU con empresas

La organización de consumidores Facua-Consumidores en Acción ha asegurado este martes que el Ministerio de Consumo está investigando decenas de acuerdos suscritos por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) con empresas tras una denuncia interpuesta por ella misma el pasado mes noviembre.

En su denuncia, Facua considera que la OCU vulnera la prohibición de «realizar comunicaciones comerciales de bienes y servicios» y su deber de independencia, señala en un comunicado de prensa.

Facua añade que Consumo, cuya investigación ha sido adelantada por ‘El País’, espera desde hace meses que la OCU le conteste a un requerimiento de información sobre el acuerdo que anunció en 2021 con Facebook.

Se trata de un convenio por el que la organización retiró una demanda contra la multinacional por irregularidades en materia de protección de datos en la que reclamaba indemnizaciones para decenas de miles de consumidores, que finalmente no recibieron, según relata Facua en el comunicado.

Igualmente, según la denuncia de Facua, numerosas compañías pagan una comisión a una sociedad instrumental de la OCU por cada cliente que les capta a través de publicidad de sus ofertas.

Facua señala que en la última década lo han hecho al menos ocho energéticas, un grupo de telecomunicaciones, un intermediario financiero y una aseguradora.

En su denuncia, Facua también expone una serie de ejemplos de mensajes publicitarios lanzados por la OCU en su página web y en sus revistas para promover la contratación de servicios de distintas empresas.

Señala que en algunos casos no solo los publicita, sino que llega a avalar la calidad de los servicios ofertados sin que realmente verifique cómo se prestan y de asegurar que han sido valorados por «expertos de la OCU cuando es la empresa en cuestión la que los valora».

En los casos que Facua ha podido documentar, las comisiones oscilan entre 18,15 y 80 euros por cliente captado, aunque en uno de ellos la cantidad es variable, al tratarse del 0,2% del importe de los préstamos hipotecarios que los usuarios suscriban a través de un intermediario (unos 300 euros en el caso de una hipoteca media).

Según Facua, la empresa que recibe los pagos es OCU Ediciones. La OCU solo es propietaria del 10% de dicha empresa, mientras que el 90% está en manos de la asociación belga Test Achats/Test Aankoop.

Ambas organizaciones forman parte del grupo internacional Euroconsumers, que integra a asociaciones de consumidores y sociedades mercantiles instrumentales en España, Bélgica, Italia, Brasil y Portugal, país en el que también posee una inmobiliaria y una consultora de inversiones financieras.

Además, Facua asegura que el entramado cuenta con otra mercantil en Luxemburgo (Euroconsumers), una fundación en Países Bajos (Stichting International Consumer Interests) y, hasta hace poco, una empresa en Hong Kong (Worldcado Limited), que cerró poco después de trascender que su director estaba al frente de una sociedad en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas.