Los 1.250 nuevos trabajadores de Renfe de la última Oferta de Empleo Público (OEP) ya han comenzado a recibir los cursos de formación necesarios antes de iniciar su actividad laboral dentro de la empresa.

Se trata de 450 maquinistas, 500 operadores comerciales y 300 operarios de fabricación y mantenimiento que comenzarán a trabajar en Renfe en los próximos meses, según ha informado la empresa pública en un comunicado.

El pasado jueves, 29 de junio, comenzó la primera fase denominada ‘formación troncal’ para los primeros 172 maquinistas; el 10 de julio se incorporarán otros 99 y el 11 de julio, 102 más. El resto, hasta completar los 450 seleccionados en la OEP 2023, lo harán en septiembre.

En esta primera fase recibirán formación transversal genérica, formación en seguridad en la circulación y prevención de riesgos, así como una aproximación general a la empresa.

Los nuevos maquinistas de Renfe tendrán que recibir, en una segunda fase, la formación específica de las habilitaciones de infraestructura y de vehículos ferroviarios, por un periodo que oscila entre 3 y 7 meses, en los ámbitos geográficos dónde prestarán servicios (fundamentalmente en Cataluña, País Vasco, Miranda de Ebro y Zaragoza) para comenzar a trabajar en la compañía.

Por su parte, los 500 nuevos operadores comerciales comenzarán la formación el próximo 17 de julio, con la previsión de que a primeros de agosto comiencen a trabajar. En este caso, la formación es más corta, al tener una duración de unas 2 semanas.

En cuanto a fabricación y mantenimiento, la formación del grueso de los 300 nuevos operarios de talleres se iniciará también el próximo 17 de julio y se extenderá igualmente unas dos semanas, para incorporarse a las bases de mantenimiento a lo largo del mes de agosto.

Solo quedarían por formarse los 55 nuevos aspirantes de la convocatoria de formación dual que realizaron las pruebas de acceso el último fin de semana de junio y cuya formación se iniciará a finales de este verano.