Economía

Las nuevas hipotecas cierran marzo con su peor trimestre en tres años

El mercado hipotecario cerró el mes de marzo su peor trimestre desde el tercer trimestre de 2020 en términos de volumen de firma de hipotecas, según se desprende de los datos publicados por el Banco de España esta semana y consultados por Europa Press.

En concreto, los nuevos créditos para adquisición de vivienda concedidos durante el primer trimestre fueron de 13.438 millones de euros, lo que supone un descenso del 15% respecto al volumen concedido hace un año.

La generación de hipotecas no pudo compensar las amortizaciones, que alcanzaron los 19.197 millones de euros, por lo que el saldo vivo al cierre de marzo fue de 505.193 millones de euros. Esto se traduce en un descenso neto de la cartera hipotecaria española de 5.759 millones de euros respecto a los 510.957 millones de diciembre.

El saldo vivo de las hipotecas españolas lleva ocho meses en contracción, alcanzando en marzo su peor nivel desde febrero de 2021. Además, la cartera todavía está lejos de los más de 650.000 millones que llegaron a alcanzar en 2010, en el marco de la crisis financiera y la burbuja inmobiliaria de aquellos años.

Marzo cerró con nuevas hipotecas por valor de 5.340 millones, lo que supone una mejora del 33,7% respecto al mes anterior (1.344 millones más en términos absolutos). Frente a marzo de 2022, el descenso fue del 17,8%.

Por plazo de vencimiento en marzo, el grueso de las operaciones (46,3%) se firmaron con un plazo de vencimiento superior a 10 años, equivalente a 2.474 millones de euros, mientras que las hipotecas concedidas con vencimientos de entre 1 y 10 años se situaron en 1.494 millones de euros, el 28% del total. El 25,7% de las hipotecas concedidas se hicieron un plazo inferior a un año, situándose en 1.373 millones.

Respecto al precio, el tipo de interés medio ponderado sin contar gastos conexos (TEDR) de las nuevas operaciones fue del 3,54% en su media ponderada, siendo los mayores tipos para los periodos más cortos, mientras que para los plazos de más de 10 años se situó en el 3,12%, 15 puntos básicos más que en enero. En marzo de 2022, las hipotecas de más de 10 años se firmaban a un tipo medio del 1,39%.

Este incremento supone un abultado encarecimiento para el precio de las hipotecas. Con un tipo fijo efectivo del 1,39%, una hipoteca de 150.000 euros a 30 años y sin realizar amortizaciones anticipadas supone un desembolso de 33.528 euros de intereses. Con un tipo del 3,54%, el pago por intereses se dispara hasta 81.177 euros.

Respecto al tipo medio ponderado de los saldos vivos, se situó en el 2,70%, 18 puntos básicos más que en febrero. En comparación con hace un año, el tipo medio se ha elevado en 1,58 puntos.