La energía solar almacenó detrás del contador 1.382,84 megavatios hora (MWh) en 2022 en España, de los que 692,44 MWh corresponden a instalaciones conectadas a la red y 690,39 MWh de autoconsumo aislado, según un estudio realizado por la Unión Española Fotovoltaica (UNEF).

UNEF, asociación que cuenta con casi 800 empresas dedicadas a la energía solar, ha asegurado que el objetivo del estudio es «obtener» los primeros registros de almacenamiento detrás del contador para «dimensionar y plantear una hoja de ruta con la que hacer frente a las necesidades del sector solar».

El director general de UNEF, José Donoso, ha valorado «muy positivamente» el crecimiento del almacenamiento detrás del contador. Además, ha añadido que este dato es «el resultado de una conciencia mayor por parte de la ciudadanía» y que las ayudas del Gobierno dentro del Plan de Recuperación y Resiliencia «hacen que las soluciones de almacenamiento sean accesibles para más empresas y personas».

Según UNEF, cerca de un 10% de los 2.507 megavatios (MW) de potencia instalada en 2022 corresponden a sistemas de almacenamiento detrás del contador. Además, indica que el 66% de las instalaciones aisladas cuenta con un sistema de baterías. El estudio concluye que la capacidad de almacenamiento para autoconsumo ha oscilado en torno a los 260 MW en 2022.