Más de la mitad de las empresas españolas que operan en América del Norte o tienen previsto hacerlo en el futuro han recuperado los niveles de negocio previos a la pandemia, mientras que un tercio han asegurado que esta recuperación será en 2023 y un 12% tendrá que esperar a 2024, según un estudio sobre la empresa española en Estados Unidos realizado por el Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE) en colaboración con ICEX España.

Por otro lado, seis de cada diez compañías encuestadas han señalado como importante o muy importante la facturación, la imagen y el prestigio, y el contacto con socios y clientes, como justificación de su decisión de trabajar en el mercado americano. Para las empresas de sectores industriales, el factor de innovación y tecnología ha sido señalado como muy importante.

Las empresas más pequeñas y con poca trayectoria han sido las más afectadas por problemas derivados por la crisis sanitaria, geopolítica y bélica. En este sentido, el 42% de las compañías encuestadas reconocen que no han variado sus estrategias ante estas situaciones, mientras que otro 45% solo han realizado pequeños ajustes.

Asimismo, el mayor reto al que consideran que se enfrentarán es a la entrada de nuevos competidores, en un 45,9%, seguido por los cambios regulatorios, en un 34,3%. En cambio, las mayores fortalezas señaladas por las compañías encuestadas son la calidad (63%) de los productos ofrecidos, la imagen y el prestigio de la marca (71%) y el precio competitivo (67%).

En términos generales, una gran proporción de los encuestados considera que la clave para el éxito en Estados Unidos son la calidad de productos y servicios y las alianzas con otros socios. Por último, un 61% de los encuestados consideran el origen español como una fortaleza, mientras que el 39% restante creen que representa una debilidad que resta valor.