La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha defendido este jueves que el recién concluido mes de febrero ha sido «bueno para la afiliación» a la Seguridad Social en España, y consolida una «tendencia» en la que la «evolución» del mercado laboral «está siendo francamente positiva a pesar de las circunstancias de la guerra en Ucrania, que perdura más allá de lo que es razonable».

Así lo ha trasladado la ministra en declaraciones a los medios antes de inaugurar el foro ‘Diálogos para una década’ organizado por el sindicato CCOO en Sevilla, y a preguntas de los periodistas sobre los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social correspondientes al mes de febrero que ha dado a conocer este jueves el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La ministra ha valorado que la Seguridad Social ganó una media de 88.918 cotizantes en febrero respecto al mes anterior, y ha subrayado que en España «estamos experimentando una estabilidad de crecimiento en nuestro mercado laboral que nos permite ser optimistas», aunque «sin bajar la guardia».

De esta manera, ha apostillado que hay que estar «alerta» respecto a la situación de «sectores de actividad que pueden tener mayor concentración de personas en desempleo», y también de colectivos que al Gobierno le «preocupan de manera especial», como son los jóvenes y las mujeres, donde el paro pueda tener «una especial incidencia», según ha abundado.

En todo caso, la titular de Hacienda ha defendido que «la economía española está mostrando en este periodo de gobierno que resiste bien a los avatares de la economía internacional, a pesar de la inflación tan elevada que seguimos teniendo en el conjunto de Europa y también en España».

Montero ha destacado que se está produciendo «un crecimiento sólido de la economía, revisado al alza por todos los organismos internacionales, que se acompaña de un buen comportamiento del mercado laboral», y al hilo ha destacado también que se están acordando contratos indefinidos «en mayor proporción de lo que ocurría clásicamente en los meses de febrero».

Para la ministra, todo ello «pone de manifiesto que las políticas económicas» del Gobierno de Pedro Sánchez «van en dirección correcta», y «tenemos que seguir intensificando las medidas» que el Ejecutivo «ha puesto en marcha», que, según ha insistido, «están teniendo un efecto muy positivo sobre la economía».

Finalmente, la titular de Hacienda ha apostillado que lo que le «preocupa en estos momentos» al Ejecutivo es «ser capaz de aliviar la subida de precios, y particularmente las que tienen que ver con el consumo, el precio de los alimentos y las hipotecas, que son cuestiones que está monitorizando el Gobierno de primera mano», según ha zanjado.