Una gran mayoría de las 1.100 personas que integran la plantilla de Jazzplat, el call center del grupo Orange con sede en Guadalajara, están secundando la primera de las dos jornadas de huelga convocadas por CCOO para reclamar mejoras salariales y laborales, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

«La huelga está siendo un éxito, incluso más allá de lo que esperábamos. La empresa no nos da datos, pero nos consta que hay departamentos de 150 personas donde solo han entrado 18 a trabajar. Otros de 30, 40 o 50 sin nadie. Incluso muchos jefes y mandos medios están secundando la huelga. El call center está prácticamente paralizado», ha indicado Raúl Formoso, responsable de la sección sindical de CCOO, mayoritario en Jazzplat.

Aunque la huelga la ha convocado CCOO en solitario, también han aparecido banderas de UGT a las puertas de la empresa, donde los huelguistas se han ido concentrando desde la madrugada y a lo largo de toda la mañana.

La dirección de Jazzplat, por su parte, «está incurriendo en esquirolaje, está derivando trabajo a otras plataformas». «Actuaremos en consecuencia, lo denunciaremos a la Inspección de Trabajo y al Juzgado de lo Social», ha señalado Formoso.

«La plantilla se siente muy maltratada por Orange. Maltratada y despreciada. Todas las empresas del Grupo Orange tienen su propio convenio colectivo o acuerdos de empresa que mejoran las condiciones y los salarios de los convenios sectoriales de referencia. Menos nosotros, los de Jazzplat. A nosotros nos aplican un convenio, el de Contact Center, cuyas tablas salariales no llegan ni al SMI y que a la propia Orange le da vergüenza negociar. Pero no le avergüenza aplicárnoslo», ha explicado por su parte Vanesa Majuelo, presidenta del Comité de empresa.

Mientras, la secretaria regional de CCOO-FSC, Lola Cachero, ha explicado que «una trabajadora, un trabajador medio-alto de aquí de Jazzplat, a jornada completa, gana 1.150 euros netos, incluidas las pagas extras», incidiendo en que «es inviable tener una mínima calidad de vida con este salario» y añadiendo que «solo una parte de la plantilla tiene jornada completa, 39 horas a la semana, los demás están a tiempo parcial».

«Es totalmente inasumible, socialmente irresponsable que, mientras el grupo Orange multiplicó sus beneficios hasta 2.146 millones de euros en 2022, un 821% más que el año anterior, tenga así a su gente de Jazzplat y no quiera sentarse a negociar unas condiciones salariales y laborales dignas», ha recalcado Cachero.

«Instamos a nuestra empresa a atender a la plantilla, que está dejando muy claro hoy su malestar, su indignación y sus reivindicaciones. Si se dan prisa, pueden hasta ahorrarse la huelga de mañana. Si no, tras esta convocatoria vendrán más», ha concluido Formoso.