Commerzbank, el segundo mayor banco de Alemania, obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.435 millones de euros en 2022, lo que supone más del triple que los 430 millones contabilizados el año anterior y el mejor resultado de la entidad desde 2007.

La cifra de negocio del banco germano en el conjunto del ejercicio sumó un total de 9.461 millones de euros, un 12% más que en 2021, incluyendo un incremento del 33,2% de los ingresos por intereses netos, mientras que los ingresos por comisiones disminuyeron un 2,4%, hasta 3.519 millones.

Entre octubre y diciembre, el beneficio neto atribuido de Commerzbank aumentó un 12,1%, hasta 472 millones, mientras que la cifra de negocio de la entidad se incrementó un 12,7%, hasta 2.363 millones.

La entidad alemana indicó que su transformación va por buen camino, después de que se hayan completado alrededor de 9.000 salidas del ajuste bruto de plantilla de 10.000 puestos anunciado, mientras que ha alcanzado su objetivo de ajuste de su red de sucursales, con 450 ubicaciones en Alemania a mediados de 2022, con vistas a reducirla a unas 400 sucursales este año.

«Commerzbank cumplió lo prometido: logramos nuestros objetivos estratégicos y financieros en el año fiscal 2022. A pesar del difícil entorno económico y las elevadas cargas excepcionales en Polonia, triplicamos con creces nuestro beneficio neto», dijo el presidente de la junta directiva, Manfred Knof.

En este sentido, la entidad anunció que, tras registrar sus mayores ganancias «en más de diez años», su ratio de capital básico CET1 se elevó al 14,1%, lo que deja al banco en disposición de retomar la devolución de capital a sus accionistas.

De este modo, de acuerdo con su política de retorno de capital, Commerzbank pretende distribuir el 30% de su beneficio neto una vez deducidos los pagos del cupón AT1 mediante la previsión de un dividendo de 0,20 euros por acción y mediante un programa de recompra de acciones de 122 millones de euros.

De cara al ejercicio en curso, Commerzbank espera otro año exigente en vista del entorno desafiante. Sin embargo, sigue siendo optimista en continuar su sólido desempeño comercial y, por lo tanto, avanzar más hacia sus objetivos a medio plazo.

De esta manera, Commerzbank prevé un aumento adicional en el margen de intereses hasta muy por encima de los 6.500 millones de euros con un claro potencial alcista adicional, mientras que espera que los ingresos netos por comisiones se mantengan estables.

Asimismo, el banco tiene como objetivo una mayor reducción de sus costes totales hasta los 6.300 millones de euros y apunta a «un resultado neto muy superior al de 2022».

Además, el banco tiene la intención de aumentar el pay-out ratio al 50% del beneficio consolidado después de la deducción de los pagos de cupón AT1.