La empresa estadounidense de tecnología y semiconductores Qualcomm anotó en el primer trimestre del ejercicio fiscal 2023 (entre octubre y diciembre de 2022), unos beneficios netos de 2.235 millones de dólares (2.044 millones de euros), lo que se traduce en una caída del 34,2% respecto a las ganancias de 3.399 millones de dólares (3.108 millones de euros) de 2021.

Los ingresos alcanzaron 9.463 millones de dólares (8.653 millones de euros) en el conjunto del ejercicio que acaba de finalizar, lo que supone un retroceso del 11,6% comparado con la facturación de 10.705 millones de dólares (9.789 millones de euros) del año previo.

Además del recorte de los ingresos, los costes se incrementaron un 2,3% o en 157 millones de dólares (144 millones de euros), hasta los 6.998 millones de dólares (6.399 millones de euros).

De cara al segundo cuatrimestre del año fiscal 2023, Qualcomm anticipa una cifra de negocio de entre 8.700 y 9.500 millones de dólares (entre 7.956 y 8.687 millones de euros).

«En un entorno complicado, hemos obtenido unos resultados acordes a nuestras previsiones, incluidos el crecimiento anual en QCT Automotive y el Internet de las Cosas», ha señalado Cristiano Amon, presidente y consejero delegado de Qualcomm.