La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha informado este miércoles de que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha dictado una sentencia en la que estima en más de 125.000 euros la indemnización para los socios afectados por la huelga de Ryanair en 2018.

La OCU presentó en julio de 2020 una demanda en nombre de los 155 socios afectados por la huelga de la aerolínea, continuando con la acción iniciada en agosto del citado año para reclamar indemnizaciones por las cancelaciones.

Tras un proceso que se extendió hasta una vista en febrero de 2022, el juzgado ha dictado una sentencia por la que estima un total de 125.643,33 euros más los intereses moratorios legales desde la presentación de la demanda, lo que hace una media de aproximadamente 800 euros por afectado.

OCU ha indicado en un comunicado que espera que ahora la compañía «pague de manera voluntaria y no obligue a los afectados a acudir nuevamente a los tribunales para solicitar su ejecución».