Ferrovial se ha adjudicado un proyecto de agua en Texas (Estados Unidos) para ampliar la planta de tratamiento de aguas residuales de la ciudad de Pflugerville, por 146 millones de dólares (135 millones de euros).

El proyecto prácticamente duplicará la capacidad actual de esta planta hasta más de 113 millones de litros diarios, suficiente para abastecer las necesidades de la población de un área que espera alcanzar los 200.000 habitantes en dos décadas.

El alcance de los trabajos de la obra, que realizará su filial PLW Waterworks, comprende un sistema de pretratamiento, la modernización de la filtración por membrana y la ampliación de la estación de bombeo de alto servicio, además de una nueva estación de bombeo de reciclado, entre otros.

La compañía ha informado en un comunicado de que las previsiones apuntan a que las obras comenzarán este mismo año, con el fin de concluir el proyecto en el año 2026.

Adicionalmente, PLW Waterworks también ha sido elegida para llevar a cabo la expansión de la planta de tratamiento de aguas de Trinity en New Braunfels, también en el Estado de Texas.

Con un importe de 20 millones de dólares (más de 18 millones de euros), este segundo contrato incluye la instalación de un nuevo tren de membranas dentro del edificio existente, la construcción de un nuevo tanque de almacenamiento de agua de más de 5,6 millones de litros, además del suministro y la instalación de un tanque de retrolavado y reciclado.

En este caso, la obra, que duplicará la capacidad de la infraestructura, comenzará en las primeras semanas de este año y se espera que esté finalizada para el año 2024.

Con estos dos nuevos proyectos, Ferrovial da un paso más en su plan Horizon 24, que fija Estados Unidos como uno de sus mercados principales, al mismo tiempo que consolida su apuesta por infraestructuras sostenibles que tengan un impacto positivo en el medioambiente y las comunidades, como es el caso de las plantas de tratamiento de agua.

Ferrovial Construcción lleva más de 15 años presente en el país y ha construido infraestructuras como las autopistas Managed Lanes, en Dallas-Fort Worth, o segmentos de la carretera SH 99 Grand Parkway, en Houston.