El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cifrado en más de un 1,3 millones los abonos de Cercanías y Media Distancia de Renfe expedidos durante enero, el 52% de los casi 2,5 millones de títulos registrados durante todo 2022.

Así lo ha indicado durante su comparecencia en el Congreso, donde el presidente ha informado sobre los resultados y conclusiones del Consejo Europeo y de las diferentes medidas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania.

Este paquete incluye, además de la gratuidad de los bonos de Rodalies, Cercanías y Media Distancia, la eliminación del IVA en alimentos básicos y la rebaja del mismo impuesto del 10 al 5% en pasta y aceites, el despliegue de un cheque de 200 euros para familias vulnerables y otras prórrogas de exenciones fiscales en materias energéticas.

Esta iniciativa se incluye en el último decreto ley de medidas para paliar las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania, convalidado este martes. Sánchez ha destacado la importancia de este plan y de su contribución a reducir la inflación.

Si bien ha celebrado esta medida y la aprobación de las medidas contra la crisis, Sánchez ha reconocido que todavía hay que hacer «mucho más». En concreto, ha subrayado que la reducción de cinco puntos en el IPC durante los últimos meses «no basta» para mejorar la situación de muchas familias y sus dificultades. «Esa inquietud no solo desaparece porque un gráfico indique una curva descendente, tenemos que hacer más, mucho más», ha explicado el presidente.

Asimismo, el presidente también ha afirmado durante su discurso que la supresión del IVA en alimentos básicos y la reducción del mismo impuesto del 10 al 5% en pasta y aceite se está trasladando a los precios finales.