CC.OO. ha pedido a la Asociación Española de Banca (AEB) y a las entidades asociadas que la subida salarial acordada para 2023 del 4,5% para los empleados del sector no se compense con los complementos voluntarios, según ha informado en distintos mensajes difundidos por redes sociales.

Ante la «situación inflacionista extraordinaria», el sindicato ha trasladado una solicitud formal por escrito para que las entidades no apliquen la cláusula de compensación y absorción –recogida en el convenio de banca– al colectivo de la plantilla que tenga estas compensaciones.

Según esta cláusula, el convenio compensa y absorbe las mejoras logradas por el personal, bien a través de otros convenios o normas de obligado cumplimiento, bien por decisiones unilaterales de las empresas.

También estipula que quedarán absorbidos por el convenio, en la medida que sea posible, los efectos económicos que puedan derivarse de disposiciones legales o administrativas que entren en vigor con posterioridad a la firma del convenio.

«A efectos de practicar la absorción se compararán globalmente la situación resultante de la aplicación del convenio y la que resulte de las disposiciones legales y administrativas, excluidas de éstas las que fueran meramente aprobatorias de otros convenios colectivos», prosigue el texto.

La AEB acordó ayer con CC.OO. y UGT un incremento del 4,5% para 2023 de las tablas salariales para los empleados de banca, frente al 1,25% previsto en el actual convenio colectivo.

Ambos sindicatos, en un comunicado, celebraron el acuerdo, ya que consideraron que es un «precedente de enorme trascendencia» que la AEB haya reabierto la negociación de un convenio cerrado y vigente, «asumiendo la existencia de una situación económica excepcional que no era previsible en el momento de la firma del convenio y muy diferente de la que existía en su negociación».