La junta de accionistas de Metrovacesa ha dado su visto bueno al reparto de un dividendo de 1,05 euros por acción el próximo mes de diciembre, lo que supondrá la cifra más elevada desde su salida a bolsa en 2018.

El consejo de administración de la promotora inmobiliaria propuso este pago como consecuencia de la buena evolución del negocio y su situación financiera en la última presentación de resultados trimestrales.

En los nueve primeros meses del año, Metrovacesa obtuvo un beneficio neto de 16,2 millones de euros, cifra un 64,6% superior a la del mismo periodo de 2021, apoyado en un incremento del 22% en el volumen de entrega de viviendas, hasta un total de 1.327 unidades.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó hasta septiembre los 34,1 millones de euros, un 16,4% más en comparación con el mismo periodo de 2021, mientras que sus ingresos se incrementaron un 5%, hasta sumar 351,8 millones de euros.

Con todo ello, el consejo decidió proponer la distribución de 159 millones de euros en dividendos, lo que representa una rentabilidad cercana al 15% respecto al actual precio de cotización de 7,05 euros por acción. Además, sumado al dividendo de 0,6 euros abonado en mayo, la rentabilidad aumenta al 23,4%.

El pago podrá entregarse íntegramente en metálico o bien en una combinación de acciones de la sociedad y en efectivo, a discreción de los accionistas.

La junta extraordinaria de accionistas también ha aprobado la reelección de los consejeros Vicente Moreno García-Mansilla, Emma Fernández Alonso y Beatriz Puente Ferreras, todos ellos con la categoría de consejeros independientes.