Economía

España se sitúa 9 puntos por debajo de la media europea en teletrabajo, según Funcas

La tasa de personas que teletrabajan en España, habitualmente o a veces, se situó en 2021 en el 15,5%, 9 puntos porcentuales por debajo del 24,4% de la media de la Unión Europea y a 42,1 puntos porcentuales de distancia de Países Bajos, donde esa tasa fue del 57,6%, según los datos de Eurostat analizados por Funcas en el último ‘Focus on Spanish Society’, publicado este lunes.

Los españoles que teletrabajan al menos la mitad de los días en su casa representaban el 9,6%, lejos de cifras como las de Dinamarca, con un 18,9%, o Irlanda, con un 33%.

Funcas señala que a pesar del considerable aumento que en 2020 experimentó el trabajo a distancia en España, en 2021 apenas creció. No obstante, los empleados mantienen su preferencia por esta modalidad, como refleja la última Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los Hogares, del Instituto Nacional de Estadística, en la que los ocupados valoran con un 8,1 sobre 10 la experiencia del teletrabajo en España, como recoge Funcas en su comunicado.

Estos datos señalan que existen «condiciones propicias para un mayor desarrollo del teletrabajo en España», aunque esa posibilidad está determinada por el tipo de puesto de trabajo. En este sentido, Funcas también precisa que el escaso crecimiento del trabajo desde casa en 2021 sugiere que los empleadores españoles no están tan satisfechos con el desempeño laboral de quienes han teletrabajado.

El estudio de Funcas analiza los porcentajes de empleo en horarios atípicos, en particular los fines de semana. Así, Grecia representa un caso «extremo», con un 40,2% de todos los ocupados (de 20 a 64 años) que trabajan habitualmente en sábado y/o domingo; seguido de Italia, con un 34,5%; Francia, con un 29%; y España, con un 28,9%. Por su parte, Portugal, con un 20,7%, se coloca por debajo del 22,1% de meda de la Unión Europea.

En el caso de España, más de la mitad de los trabajadores por cuenta propia trabajaron en España los fines de semana en 2021, mientras que la proporción de los trabajadores por cuenta ajena ascendió al 24,9%.

Funcas también recoge en su análisis que cada vez más personas se consideran de «clase baja» o «pobre». Así, el 13% se considera de «clase media baja» (13%); un 10%, de «clase trabajadora/obrera»; y otro 10%, de «clase baja». El porcentaje de personas que se identifica con «la clase pobre» ha pasado del 8% de noviembre de 2020 al 13% de noviembre de 2022.

Igualmente, el 48% de los españoles de 18 o más años entrevistados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en noviembre de 2022 respondió espontáneamente que se identifica con «la clase media-media», frente a un 6% que se autopercibe como «clase alta» o «clase media-alta».