CCOO se ha posicionado este miércoles en contra de la escisión y posterior venta de Minsait, la filial de tecnologías de la información de Indra, después de que el fundador de Amber Capital y accionista de la compañía, Joseph Oughourlian, abogara por esta opción para aflorar el valor de la compañía en el mercado.

«Este tipo de elucubraciones sobre los beneficios de una venta y, o de segregación en Indra, no hacen más que crear desconfianza de cara a la captación de posibles inversores, a la captación de negocio y al talento profesional. Esto es algo muy serio, no se puede jugar a la especulación una y otra vez, con una empresa estratégica para el desarrollo de la economía española y europea, poniendo en riesgo también el futuro de decenas de miles de personas», ha señalado en un comunicado el sindicato.

La organización ha instado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), máxima accionista del grupo con en torno al 28% del capital, y a la dirección de Indra a que se pronuncie en contra de la propuesta, y ha llamado a seguir la dinámica de crecimiento y expansión que lleva el grupo.

«La digitalización es un elemento crítico para el desarrollo de la economía española y europea, y de su tejido productivo. Desinvertir y deshacerse de este negocio para satisfacer los intereses financieros a corto plazo de un fondo de inversión es el peor negocio que puede hacer este país», ha apostillado la entidad, que no descarta movilizaciones.