La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) ha pedido este martes a los bancos que se adhieran a las medidas para aliviar la carga hipotecaria de más de un millón de familias vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad por la subida del Euríbor pactadas con el Gobierno.

Este paquete de medidas, confirmado este martes por la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, tras el Consejo de Ministros, amplía el Código de Buenas Prácticas de 2012 y propone un nuevo Código de Buen Gobierno, ambos de adhesión voluntaria por parte de las entidades financieras.

La secretaria general de Uatae, María José Landaburu, considera que estas actuaciones representan «un paso importante» para las familias pero lamenta que «haya que esperar a la buena voluntad de los bancos».

«Se trata de un código de libre adhesión y no garantiza por tanto el cumplimiento de las medidas aprobadas por parte de cada entidad. Instamos a las entidades a que no den la espalda una vez más a la ciudadanía y que nazca el compromiso de toda la banca para poder favorecer la situación económica tan delicada que estamos viviendo», ha señalado Landaburu en una nota de prensa.

Uatae echa en falta medidas concretas para los autónomos, por lo que pide que estos códigos incluyan apartados para este colectivo. La organización hará una propuesta en los próximos días para hacer frente a esa situación.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes las medidas acordadas entre el Ministerio de Asuntos Económicos y el sector bancario para aliviar la carga hipotecaria de más de un millón de familias vulnerables o en riesgo de vulnerabilidad por la subida del Euríbor, un tercio de los hogares que tienen hipotecas a tipo variable.

Con las medidas aprobadas este martes se actuará en tres vías: mejorando el tratamiento de las familias vulnerables, abriendo un nuevo marco de actuación temporal para familias en riesgo de vulnerabilidad por la subida de tipos y adoptando mejoras, de carácter general, para facilitar la amortización anticipada de los créditos y la conversión de las hipotecas a tipo fijo.