La asignación de los inversores soberanos a capital privado ha aumentado significativamente en los últimos diez años, al pasar del 8% en 2013 al 22% este año, debido a su búsqueda de diversificación ante las bajas rentabilidades.

Así lo revela el informe Invesco Global Sovereign Asset Management Study, elaborado por la gestora de activos Invesco, que señala que actualmente, estos inversores gestionan ya 719.000 millones de dólares (699.714 millones de euros) en activos privados, un ascenso desde los 205.000 millones de dólares (199.522 millones de euros) de hace 11 años.

Por su parte, las asignaciones a renta fija de los soberanos habían descendido desde el 38% al 29% en los últimos diez años, pero es posible que esta tendencia esté posicionada para revertirse en los próximos años, y muchos señalan en el informe que la renta fija «vuelve a mostrar su potencial de diversificación defensiva a largo plazo».

«Los soberanos con los que hablamos para este informe auguran un entorno mucho más difícil en el futuro, ya que una política monetaria más restrictiva desafía los supuestos macroeconómicos según los que han estado funcionando durante la década pasada. De todas formas, tienen horizontes casi inigualables y la caída de precios crea puntos de entrada atractivos para capitalizar las oportunidades a largo plazo», ha destacado el jefe de instituciones oficiales de Invesco, Rod Ringrow.

ESTADOS UNIDOS PASA A SER EL PRINCIPAL MERCADO

Estados Unidos ha pasado a ser el principal mercado para estos inversores, que en 2014 pensaban que Reino Unido era el destino más atractivo para la inversión, seguido de Alemania.

Ahora, Reino Unido cae hasta el cuarto lugar por detrás de Estados Unidos, India y Alemania. Solo en mercados emergentes, India ha superado a China como el más atractivo.

«Como inversores a muy largo plazo, se sienten en general más cómodos con los riesgos políticos y de divisa que a menudo se encuentran en los países con poblaciones de rápido crecimiento, lo que puede disuadir a otro tipo de inversores institucionales. Se considera que estos mercados ofrecen oportunidades a largo plazo, en especial en inmuebles e infraestructuras», ha señalado Ringrow.