Leroy Merlin es un referente en el sector retail y, por ello, se ha convertido en una de las mejores empresas en las que trabajar en España.

Por segundo año consecutivo, Forbes ha incluido a la compañía en su ranking. Pero, ¿en base a qué criterios? Como no podía ser de otra manera, teniendo en cuenta, sobre todo y ante todo, las opiniones de sus trabajadores.

La división española, con sede en Alcobendas (Madrid), cuenta con un equipo de 13.988 profesionales a los que llama colaboradores y no empleados y de los que más del 95% posee acciones del Grupo Adeo, que es la matriz de la compañía.

Según cifras de la empresa, casi el 80% de los trabajadores disfruta de un contrato indefinido y en torno al 60% de los puestos de responsabilidad es fruto de la promoción interna.

La igualdad de género, la inclusión o la formación son factores que se reflejan en el buen hacer de Leroy Merlin.

De las casi 14.000 personas que forman Leroy Merlin, el 2,3% –316 personas– son colaboradores con discapacidad. La compañía cuenta con programas que incluyen la incorporación de personas con discapacidad a través de convenios específicos con asociaciones dedicadas a su atención como la colaboración que mantienen las tiendas de Gijón y Oviedo con Down Asturias en un programa de prácticas en tienda.

La compañía, a través de acuerdos de colaboración con diferentes organizaciones, fomenta la creación de empleo para personas con discapacidad y/o en riesgo de exclusión social tales como los programas: INSERTA (en colaboración con la Fundación ONCE), INCORPORA (con Obra Social La Caixa), FORMACIÓN SUPERIOR CAMPVS (que desarrolla con la Fundación A La Par) o COMPROMISO INTEGRA (de la Fundación Integra).

Dentro de su compromiso con los ciudadanos, la compañía ha invertido más de 559.000 euros en acciones sociales.

CAMPUS, nuevo centro de formación de alto rendimiento.

Además, dedica grandes esfuerzos a impulsar la formación de sus equipos con el objetivo de mejorar cada día para seguir siendo referentes de cara a sus clientes, colaboradores y proveedores es uno de sus grandes retos y para adaptarse a las exigencias y necesidades de un mercado en constante cambio.

Por ello, en 2019 ha impartido un total de 264.823 horas de formación, un 23,5% más que el año anterior, de las que 15.378 horas han sido en materia ética con una participación del 54,9% de los equipos.

Cercanía con el cliente

En 2019, la compañía de referencia en el acondicionamiento del hogar en España, especializada en bricolaje, construcción, decoración y jardinería ya tiene a disposición de cada ciudadano una tienda Leroy Merlin a menos de una hora de su hogar.

Su apuesta por tiendas multiformato se ha consolidado en 2019 y alcanza los 131 puntos de venta en el mercado español, con la transformación de tiendas AKI en espacios Leroy Merlin COMPACT, que culminará en 2021, y la apertura de 8 nuevos puntos de venta.

Estos espacios son tiendas de proximidad que ofrecen un servicio personalizado y acceso al catálogo de referencias al completo.

Además de las grandes superficies a disposición de los clientes, cuenta con otros dos tipos de establecimientos: Leroy Merlin URBAN (en el centro de las ciudades con venta de productos y zonas de exposición y herramientas digitales) y Leroy Merlin PROJECT (tiendas especializadas que ofrecen los servicios necesarios para llevar a cabo cualquier acondicionamiento).

Por otro lado, ha mejorado la disponibilidad de productos y servicios de Leroy Merlin en todos sus formatos.

En 2019, la empresa recibió 47 millones de visitas a sus establecimientos, frente a los 36 millones de 2018, y su club tiene más de 6 millones de miembros.

El modelo omnicanal empleado en Leroy Merlin permite que el cliente este hiperconectado, ya que crea un ecosistema de 360o en torno a ellos, un conjunto de herramientas y canales que se renueva cada año en forma y contenido, lo que asegura atender sus demandas en tiempo real.

El pasado año, ha lanzado una nueva app móvil y rediseñado su página web como respuesta a su continua voluntad por integrar el cambio en su día a día, registrando entre ambas 152 millones de sesiones.

Diálogo, salud y bienestar

Leroy Merlin confía en las relaciones laborales articuladas a través del diálogo. Por ello, el 95% de sus centros de trabajo cuentan con representación legal de los trabajadores.

Los Comités de Empresa y Delegados de Personal son elegidos por los propios empleados y representan al 100% de los colaboradores.

Para Leroy Merlin, lo primero son sus trabajadores, por lo que integran la prevención de riesgos laborales, la salud y el bienestar en su modelo de desarrollo de empresa.

El objetivo de este compromiso es impulsar el buen entorno de trabajo, hábitos de vida saludables e identificar los riesgos para la seguridad de las personas para poder prevenirlos.

En cifras

Leroy Merlin registró unas ventas de 2.653 millones de euros en 2019, un ebit corriente de 84,5 millones y la cifra de inversión ascendió a 122 millones.

Las compras totales a proveedores –el 72% de los mismos son españoles– fueron de 1.554,4 millones, lo que supone un 18,6% más que en 2018.

Leroy Merlin ha contribuido a nivel nacional con 315,1 millones de euros en impuestos.

Ser sostenible, un deber

El respeto al medio ambiente forma parte del ADN de Leroy Merlin. La sostenibilidad es la manera en la que entiende su modelo de negocio responsable y el medio ambiente es uno de sus pilares. De ahí que sea uno de los cuatro ejes de su Marco de Responsabilidad Social ‘Demos Vida a un Hábitat Mejor’.

En 2019 ha reforzado su compromiso en esta materia con la creación e implementación de la Política de Medio Ambiente, que recoge sus principales retos en el entorno actual y se alinea con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Día tras día continuan trabajando para ampliar su oferta de productos respetuosos con el medio ambiente y así ayudar a sus clientes a consumir de forma más responsable y a hacer más sostenible su hogar.

En este sentido, ponen a disposición de los ciudadanos una gama de productos sostenibles que les permiten ahorrar agua y energía, tener un hogar más saludable, aprovechar las energías renovables y conservar los bosques.

Pinturas eco más saludables.

Toda la gama de Eco Opciones, validada por ECODES (Fundación Ecología y Desarrollo) y con certificaciones ambientales, supuso el 17,79% de las ventas, cifra que refleja la gran aceptación que tienen entre sus clientes estas respetuosas soluciones.

Así pues, Leroy Merlin ha establecido tres áreas de trabajo en las que se han fijado una serie de objetivos a cumplir en 5 años:

  • Economía circular: reducir un 20% el plástico no reciclable.
  • Cambio climático: reducir un 10% la huella de carbono.
  • Consumo responsable: incluir el consumo responsable en el 100% de las comunicaciones a clientes.

Pero este compromiso con el cuidado del entorno, no solo se hace visible en su manera de trabajar, sino también con actuaciones que lleva a cabo para fomentar el consumo responsable y la concienciación medioambiental entre sus clientes y la sociedad en general.

Por ello, se han propuesto impulsar el consumo responsable integrándolo en sus comunicaciones, con la finalidad de dotar a clientes y consumidores de herramientas para que tomen las mejores decisiones en su día a día.

Despertar en cada persona la motivación de crear entornos donde vivir mejor es el propósito de la compañía que se ha convertido en referencia en el acondicionamiento del hogar en España.

Su cercanía genuina, su generosidad inspiradora, su colaboración enriquecedora y su ambición transformadora lo hacen posible cada día. Sus clientes son su pilar fundamental y los que la motivan para continuar avanzando como empresa y contribuyendo al desarrollo sostenible del conjunto de la sociedad.