El comportamiento del mercado del renting muestra las cifras más positivas de la industria automovilística española. La Gran Recesión provocada por la caída de Lehmann Brothers en 2007 mostró su cara más agresiva en España entre 2010 y 2013.

En la actual crisis global simultánea, el renting ha logrado seguir creciendo en 2020: con los datos de septiembre, la flota actual de este segmento a nivel nacional es de 734.560 y las previsiones apuntan, pese a todo, a mantenerse al alza.

Popular entre los conductores

El renting, a pesar de la crisis global, ha seguido ganando clientes hasta el 30 de septiembre. Ya acumula 211.431, con un incremento del 19,88% sobre el mismo periodo de 2019.

El crecimiento se ha producido, sobre todo, en el ámbito de las personas físicas (autónomos y particulares), con 27.489 nuevos clientes –eso supone un incremento del 38,03%, en número de clientes–, y en el de las empresas pequeñas (con hasta cuatro vehículos), que también aportan muchos nuevos clientes, hasta 7.709 –un alza del 8,60%–.

Sin embargo, las empresas medianas (flotas de entre 5 y 24 vehículos) y grandes sufren pequeños retrocesos en su número de clientes: 0,18% y 4,44%, respectivamente.