En nuestro país se conoce como la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda (FNMT-RCM), pero ha dado la vuelta al mundo con un seudónimo: ‘La Casa de Papel’.

Ya te contamos que, más que casa de papel, es una casa de metal. Pero… tampoco. La FNMT es la casa de los certificados. La Fábrica certifica que lo que tienes entre tus manos es auténtico.

Y esta Casa, ¿qué certifica?

Tu identidad física (la Fábrica, a petición de la Policía Nacional, desarrolla e implementa todas las medidas de seguridad de tu DNI o tarjeta de extranjería, y tu pasaporte), y tu identidad digital con CERES y sus certificados electrónicos.

También tu carnet de conducir lleva el sello de la Fábrica; y si lo que conduces es un camión, el tacógrafo, también está certificado en esta gran Casa.

Pero sigue buscando en tu cartera, que seguramente tendrás alguna otra tarjeta salida de la Fábrica. Algunas tan presentes en tu día a día como la tarjeta sanitaria, la de acceso a tu oficina o tu universidad, la de transporte o algunas de pago.

Fuera de tu cartera, pero en una carpeta privilegiada de la casa, seguro que tienes documentos como la propiedad de tu vivienda o la constitución de tu empresa… La Fabrica también certifica la autenticidad de los documentos firmados ante notario, mediante el papel timbrado y el propio sello notarial, entre otros muchos papeles de seguridad.

¿Y ese vinito tan rico que descubriste hace poco? ¿Tiene Denominación de Origen? Su pegatina salió de la FNMT, la Casa de los Certificados.

¿Y las entradas que tienes para el partido (o el concierto) del año? ¿Tienen ese cuadradito metálico que garantiza su autenticidad? Pues ya sabes.

Y ojo, que si te toca la lotería, vas a poder demostrar la autenticidad de tu décimo porque un día, salió de la Fábrica.

Coge tus auriculares y no pierdas el episodio más auténtico de Así funciona esto…

En iVoox:

En Spotify:

En Amazon Music: