Yo tenía 25 años y viajaba a menudo a Londres para descubrir todo lo nuevo. Recuerdo que lo que más me sorprendía eran las tiendas de ropa de segunda mano. Pero en uno de aquellos viajes, en 1964, descubrí en Kings Road un nuevo espacio de nombre HABITAT.

Me impresionó y aquel fin de semana me lo pasé fisgoneando en aquella tienda.

Creo que allí aprendí la asignatura de vender, mejor dicho la de “no vender”. La idea era conseguir que la gente “comprara” por si sola. Qué genial era el concepto.

Al poco tiempo trasladó la tienda de Kings Road al maravilloso edificio Michelin, donde para mas desconcierto de sus clientes decidió también empezar a vender ostras. ¡De eso hace cincuenta años!

Comencé a copiar aquella forma de enseñar los productos y eso fue clave para que los clientes finalmente empezaran a pasear ávidamente por nuestra tienda.

Yo era bastante tímido, razón por la cual nunca intenté conocer personalmente a Terence, a pesar de que seguía sus nuevos logros, entre ellos la posterior venta de las tiendas Habitat para crear la marca Conran.

Pero fue él quien, muchos años después, en un viaje a Barcelona entró en Vinçon y quiso conocerme. E incluso felicitarme.

Me quedé tan cortado que, para sacarlo de la tienda, solo se me ocurrió invitarlo a mi casa y allí compartir unas cervezas. Creo que me vio tan nervioso que me dijo que nunca abriría una tienda en Barcelona… Todo un lord.

Fernando Amat, director de la emblemática Vinçon. Foto:
OBS Business School (canal de YouTube)

Fernando Amat ha sido un ‘botiguer’, uno de los más importantes de Cataluña y España. Vinçon, la tienda del paseo de Gracia de Barcelona que dirigió durante décadas, fue una universidad y un museo.

A lo largo de su carrera ha ejercicio una importante labor de promoción del diseño nacional e internacional y ha tenido una destacada influencia en los hábitos de compra y en los gustos del público.