Semana definitiva para la creación sonora en castellano. Madrid emitiendo energía creativa y definiendo nuevos medios (como le gustaba explicar a mi amigo Mario Pacheco) para la consolidación definitiva del podcast en castellano. Estas son algunas conclusiones de un festival que ha venido para quedarse, para expandirse al otro lado del océano, para invitarte y para ser plataforma de encuentro entre creadores, anunciantes y audiencias.
A continuación algunos de sus momentos estelares:

1.- El que da primero da dos veces. La cena que organizamos Carlos Galán y el autor de este artículo en el renovado Club Matador fue el pistoletazo de salida. Los 40 nombres más importantes del medio podcast nos dimos un homenaje para coger impulso a la víspera de la apertura de Estación Podcast, el primer festival iberoamericano de creación sonora, dirigido por Nacho Gallego, y organizado por Spainmedia y Subterfuge Radio. No estuvieron todos los que son por razones de aforo, pero todos los que estuvieron son y suenan. La foto de familia ya queda en la historia de los media como una de las imágenes fundacionales del sector.

La cena de Estación Podcast antes de que se abrieran los micrófonos.

2.-¡Todo es podcast, y ya está bien! Arturo González Campos, enredador y guionista, autor de los podcast de referencia Aquí hay dragones y Todopoderosos (junto a Juan Gómez Jurado, Cansado y Rodrigo Cortes) lo dejó bien claro. “¿Y si se graba en vídeo es podcast” ¡Sí” Y si está en la radio y luego continúa en podcast, ¿es podcast? ¡Sí! ¿Y si es con público es podcast? ¡Sí! ¡Basta ya! ¡Todo es podcast”. Parece un brindis al sol pero esta es la declaración mas importante del festival para mí. Un medio sin fronteras definidas es aún más rico que un medio estrecho como una pequeña carretera de montaña.

3.- Los viejos rockeros de la radio nunca mueren, en el podcast tampoco. Andreu Buenafuente, que siempre creyó en el medio, charló con Mia Font de El Terrat -“Mia ¿hace cuantos años nos conocemos? Preguntó Andreu. “24”, respondió Mia. “¡Ostia así que llevo pagándote la nómina 24 años!… (Risas). Y como nos entró hambre nos fuimos a seguir dándole al pico al Charrua, del uruguayo Ignacio Juanvelz. La sobremesa, de haberse emitido, hubiera recibido la llamada del bilbaíno Javier Celaya, factótum de Podimo, principal colaborador de Estación Podcast, para incluir el formato en su plataforma. La Sobremesa, así se llamará también el nuevo proyecto de Ricardo Moya de, El Sentido de la Birra, que cerró una de las jornadas con lleno absoluto en el Círculo de Bellas Artes.

4.-El entusiasmo por el audio es el mismo en Latinoamérica que aquí. El Premio al Mejor Podcast Latinoamericano fue para Olvidadas: las Muertas de Juárez de Mónica Ortiz Uribe, periodista de ascendencia mexicana que publica en El Paso Times y USA Today; y Oz Woloshyn, periodista ganador de los premios Emmy y Peabody. No pudieron cruzar el charco para recogerlo pero nos enviaron un vídeo muy tierno. Muy interesante lo que hicieron Las Raras de Chile, los Viajes Inmóviles desde Colombia o Monserrat desde Méjico.

5.-Ganar el Premio al Mejor Podcast del Año de Estación Podcast será a partir de ahora el referente para negociar su futuro con plataformas y anunciantes. La Fucking Condición Humana de El Extraordinario con Mar Abad, Marcus H, Marina Alonso-Carriazo y Andreu Quesada son los ganadores en esta primera edición. En Estación Podcast estrenaron la segunda temporada de Crímenes El Musical. No dejes de escucharlo. ¡Qué bien sienta dar visibilidad a gente inteligente!

6.-El fenómeno fan siempre estuvo ahí. He visto las caritas de emoción de muchos escuchantes frente a sus ídolos. El viejo axioma: “Si la voz te enamora no te pases por la emisora” no está hecho para el medio podcast. Ver a reventar la sala Valle Inclán del CBA, y las colas para Ángel Martín (en su desternillante Misterios Cotidianos con José Lozano decenas de espectadores llevaban su libro para firmar) dan mucho subidón. Su podcast en directo fue la antesala de lo que serán sus firmas en la Feria del Libro. No se pierdan tampoco la banda de Lozano, Historias de una lagartija, donde toca la guitarra.

7.- La risa es el mejor condimento para un festival. Se me saltaron las lágrimas con Elisabet Benavent (más de 3 millones de ejemplares vendidos de sus libros) y su podcast Más allá de la M-30 junto a Holden Centeno. Benavent estaba muy muy nerviosa y Victoria “Estirando el chicle” Martín, invitada para la ocasión, la iba tranquilizando. A Victoria se le fue disparando el revolver del ingenio y en el festival dijo “veréis la que lio el año que viene”. A lo que Benavent, protegida por sus gafas, respondió: “¡No nos escuchan ni nuestras madres”.
El momento Dos Rubias Muy Legales, entrando vestidas de Kill Bill para un monográfico sobre la venganza, fue memorable. Henar Álvarez y Raquel “Moderna de Pueblo” Córcoles son purita dinamita.

Victoria Martín, a lo Lolita, en Mas allá de la M30 de Elisabet Benavent.

8.- El maestro de periodistas Antonio Rubio me dio dos lecciones. La primera: ten siempre ordenado tu archivo y no abandones nunca un tema. Su trabajo de investigación sobre los GAL dura ya 40 años y su podcast GAL: el triangulo es un imprescindible para la democracia en este país. La segunda: no importa cecear para triunfar ante un micro. No se me puede olvidar que estuvo María Dueñas para presentar Jodidísimas con Mona León Siminiani, y Sergio del Molino con el podcaster portugués Ruben Martins y el foodcast Casa Cavestany, y así horas y horas de audio creación. Javier Carne Cruda Gallego que invitó a Miguel Ríos porque “los dos somos ya jurásicos en esto”. Los misterios de Dias Extraños con Santiago Camacho. Nacho Ares y su divulgación histórica con Dentro de la Pirámide. La esperada Elizabeth Duval y La Noria. El veterano José Ángel Esteban con su Fuera del Radar para Vocento. Y claro, la simpatía musical de Carlos Galán con el gran Servando Carballar de invitado.

9.-Si una vicepresidenta primera del gobierno elige Estación Podcast para transmitir su mensaje de recuperación es que el festival lo va a petar. Nadia Calviño se explayó con Juan Ramón Lucas y Ana Comellas ante los micrófonos de Así Funciona Esto, el podcast divulgativo de Forbes. Por supuesto que ensayamos el fotocall con su equipo de protocolo.

10.-El podcast se lleva bien con el espectáculo. La entrada de Fernando Berlín fue una sorpresa. Cuando Berlín aceptó organizar en Estación Podcast su “desvirtualización” (el encuentro físico con sus seguidores, con La Resistencia) me dijo, “Contad conmigo. Lo único es que espero que no coincida con el nacimiento de mi hijo, salimos de cuentas en esas fechas” Y eso pasó. El jueves, Berlín y su compañera dieron a luz y su podcast arrancó con el aforo completo, sin él. Pero yo sabía que iría -nadie me lo había dicho- y fui el primero en saberlo porque me encontré a Fernando abajo, en el lobby del CBA, y se puso el dedo en la boca pidiendo que no reventase la espectacular entrada al salón. El resto es historia del podcast. Como lo es también la falsa portada de Forbes que le hizo un oyente porque no le dimos a Berlín portada en el número especial de los 50 mejores podcasters que publicamos en el mes de abril. Muy irreverente, muy divertido, muy eficaz, Berlín es uno de los grandes y su cafetera imprescindible en el panorama audible español.

En la sobremesa del miércoles estrené Forbes Power, “Porque el poder tiene más de cinco letras. Sobre los que tienen poder, los que lo disfrutaron y ahora no les llama nadie, o sobre los que niegan que lo persiguen, va este podcast con superpoderes”. “¿Qué es el poder?” Le pregunté a Pedro J., en la Casa de América. “Es lo que hizo Franco, nombrar a un ministro por error, porque se llamaba igual que el que quería nombrar y no rectificar en cuatro meses”. El presidente de El Español me contó la historia de Julio Rodríguez que fue elegido Ministro de Educación por Franco en 1973 porque se llamaba igual. “Y Rodríguez contaba que por las noches despertaba a su mujer y le decía -¡Mari Perla, que soy ministro!”.