Rafael Benjumea Cabeza de Vaca, presidente de la Fundación Duques de Soria y del Patronato de la Fundación Río Tinto, ha fallecido en Madrid a causa de un paro cardiaco a los 82 años.

Ha sido la propia Fundación Río Tinto, de la que ha formado parte desde su creación en 1987, quien ha comunicado el fallecimiento del empresario a través de su cuenta de Twitter:

Benjumea ocupó a lo largo de su trayectoria profesional diferentes cargos de responsabilidad: fue presidente de Asturiana de Zinc (1994-1997) y de Unión Naval de Levante y consejero delegado de Ertisa y de Río Tinto Minera. Asimismo, fue miembro de diversos consejos de administración de empresas cotizadas.

El empresario, que fue Conde de Guadalhorce, ejerció como director general de la Fundación Botín hasta 2009 y fue miembro del Patronato de la Fundación Princesa de Asturias.