Tras varias semanas ingresado en el Hospital Clínico de Madrid, el humorista y actor Enrique San Francisco ha fallecido este lunes al no superar una infección pulmonar.

El pasado fin de semana, la neumonía necronizante que sufría San Francisco y por la que llevaba días ingresado, se complicó con otra cepa bacteriana, que se extendió al pulmón izquierdo.

Cuando Enrique San Francisco ingresó en el hospital, coincidiendo con la borrasca Filomena, la prueba de la COVID había dado negativo pero la infección que había contraído ya había llegado al riñón y a la sangre.

El estado de salud del actor era delicado desde el accidente de moto que sufrió en 2002 y que le hizo estar meses postrado en un silla de ruedas, lejos de de los escenarios y de las cámaras.

Vocación pura y dura 

San Francisco inició su carrera profesional con tan solo dos años, la temprana edad a la que se subió a un escenario por prima vez. Cuatro años después, con tan solo seis años debutó en la gran pantalla, y en la década de los 70, con El Pico o Navajeros, se consagró como uno de los actores con más renombre del país.

Getty Images

En el mundo de la comedia, Quique San Francisco fue uno de los pioneros en el mundo de los monólogos, posteriormente popularizados por programas como El Club de la Comedia.

En la actualidad, el actor se encontraba activo en el teatro, con su obra La penúltima, que se vio obligado a suspender el pasado 23 de enero en Vizcaya por problemas de salud.