El cineasta franco-suizo Jean-Luc Godard, uno de los directores más influyentes de la llamada nouvelle vague, ha fallecido a los 91 años, según informa el diario Libération. De esta manera, el mundo del cine se despide de un personaje que se caracterizado gracias a su acidez y critica social en sus largometrajes.

Su primera película fue Al final de la escapada, protagonizada por los actores Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg. Desde esa obra, Jean-Luc Godard ofreció una innovadora manera de filmar, como era el rodar cámara en mano o utilizar el estilo documental, algo que lo puso en el foco del mundo artístico. A partir de entonces, Godard comenzó a figurar como uno de los miembros más destacados de la Nouvelle vague (grupo de cineastas franceses surgido a finales de la década de 1950).

Gracias a él existen películas tan memorables como como, El desprecioPierrot el locoAdiós al lenguaje.

El director de cine también trabajó como crítico cinematográfico en varias revistas como Cahiers du Cinéma, donde coincidió con grandes referentes del Nouvelle Vague, como los directores François Truffaut, Claude Chabrol o Jacques Rivette.

Jean-Luc Godard triunfó en diferentes festivales de cine, como en el Festival de Cannes, en donde ganó la Palma de Oro especial por El libro de las imágenes; el Festival de Venecia, en donde ganó el premio especial del jurado y el de la crítica por Vivir su vida o el Festival de Berlín, en donde se hizo con un Oso de Oro por Alphaville.