Unidad Editorial ha nombrado presidente ejecutivo del grupo a Marco Pompignoli, estrecho colaborador desde hace más de veinte años del mayor accionista de la matriz RCS MediaGroup, Urbano Cairo.

Con esta designación, la empresa editora de El Mundo, Marca y Expansión, entre otras publicaciones, «potenciará el proceso de transformación de la compañía y reforzará su apuesta digital como eje de la estrategia de crecimiento para los próximos años».

La compañía ha puntualizado que este objetivo se concretará en la ejecución de proyectos «muy orientados» a impulsar su oferta de contenidos de calidad y el diversificado conjunto de servicios a empresas y anunciantes de la compañía.

En este sentido, Unidad Editorial centrará buena parte de sus esfuerzos y del talento de sus profesionales en la consolidación de la oferta Premium de algunas de sus principales cabeceras.

Con este propósito, reforzará su perfil tecnológico, implantará nuevas herramientas e intensificará la cooperación con proveedores y plataformas de alta tecnología.

RCS MediaGroup, accionista de referencia de Unidad Editorial, enmarca estas líneas de actuación dentro de su estrategia global, en la que valora su favorable posición en el mercado español.

El impulso a la utilización del dato en todas sus formas, la potenciación de las nuevas narrativas audiovisuales y una presencia creciente y de valor añadido en las redes sociales son algunos de los aspectos en los que la editora basará el desarrollo de su oferta de vanguardia en un mercado cada vez más exigente y competitivo.

Nueva era

Unidad Editorial ha asegurado que compatibilizará su respuesta al desafío digital con la renovación y desarrollo de sus principales ediciones impresas, «distintivas de su propio carácter como grupo de Prensa y claves en el liderazgo e influencia de sus publicaciones en todos los segmentos».

Finalmente, ha subrayado la importancia de esta apuesta por el crecimiento, al tiempo que ha expresado «su firme convicción en que grupos de comunicación económicamente rentables son la mejor garantía para el ejercicio de un periodismo libre, independiente y responsable, que es necesario preservar en beneficio de los ciudadanos y de la buena salud de nuestra democracia».