Belén Garijo es CEO de Merck a nivel mundial desde el pasado 1 de mayo, en sustitución de Stefan Oschmann.

Así pues, Garijo se convierte en la única mujer en dirigir una empresa que cotiza en el DAX30, el principal índice bursátil alemán que representa a las 30 compañías más importantes que operan en la Bolsa de Fráncfort y que se considera un índice blue chip en términos de calidad y rentabilidad.

Diez años con broche final

Belén Garijo se unió a Merck como directora de Operaciones de Biopharma en enero de 2011 y desde entonces ha desempeñado diferentes funciones en puestos de responsabilidad.

Hasta ahora, la directiva ha ejercido como vicepresidenta de la Junta Ejecutiva y directora general adjunta de la compañía, así como directora general de Salud.

En una etapa anterior, formó parte de Sanofi como general manager en España (2003-2005) y senior vice president de Operaciones Globales en Europa.

Además, fue vicepresidenta global de Oncología en Aventis (2000-2002) y directora de la Unidad de Negocios de Oncología de Rhone-Poulenc Rorer (1996-1999).

Por su parte, Oschmann dejará la empresa como estaba previsto después de diez años en la junta ejecutiva, cinco de ellos como presidente y CEO, para dedicarse a otras tareas.