El sector de la cosmética y el perfume ha registrado una caída de la facturación del 10%, hasta alcanzar los 7.761 millones de euros, en 2020 por el impacto del coronavirus, con lo que rompe una racha de cinco años consecutivos de crecimiento, según los datos publicados por la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa).

A pesar del impacto negativo de la pandemia, España se sitúa como el quinto mercado europeo de productos de belleza, con un consumo per cápita de 154 euros al año, apunta la patronal del sector.

Por categorías, los productos de cuidado de la piel (31%), aseo e higiene personal (28%) y cuidado del cabello (19%) son los más consumidos por los españoles.

Por otro lado, la pandemia también ha acelerado la digitalización del sector. Desde 2014, la industria no había experimentado un incremento tan acuciado en el consumo online como en 2020. El pasado año alcanzó los 8,4 millones de compradores beauty, lo que supone un incremento del 36% de nuevos compradores respecto a 2019.

A cierre de 2019, el online pesaba un 6,15% del total del sector, mientras que en 2020 ha tenido ha sido superior al 10%, con un crecimiento del 54%.

Más exportaciones

Las exportaciones de perfumes y cosméticos consiguieron recuperarse a lo largo de 2020 tras el parón de marzo y abril.

En 2020, el crecimiento de las exportaciones alcanzó los 3.994,79 millones de euros. Por su parte, la balanza comercial continúa siendo positiva desde 2006 con un saldo neto de 1.156 millones de euros y una cobertura del 140%, lo que permite a las exportaciones de belleza situarse por encima de sectores emblemáticos como el vino, el calzado o el aceite de oliva.

La principal categoría de producto exportada continúa siendo perfumería, representando el 34% sobre el total de las exportaciones. Además, España fortalece su posición como exportador de esencias y aromas.

Entre las exportaciones fuera de la UE destaca el incremento experimentado en las exportaciones de perfumes y cosméticos a China. En concreto, han aumentado un 1.303% en los últimos cinco años, alcanzando los 170 millones de euros en 2020, lo que supone un incremento del 41%.

Marcar un antes y un después

Verónica Fisas, CEO de Natura Bissé, asumió la Presidencia de Stanpa en febrero de 2019, tras siete años como vicepresidenta, lo que la convirtió en la primera mujer que dirige esta organización.

Licenciada en Derecho y con un Máster en Administración de Empresas, Fisas es también Consejera de Caixabank (desde 2016).

Como CEO de la filial de Natura Bissé en Estados Unidos, en 2001 llevó a cabo la expansión y consolidación del negocio. En 2008 fue nombrada Directora Ejecutiva del Grupo Natura Bissé.

En 2009, recibió el Premio a la Conciliación Empresa-Familia en la II Edición Premios Nacionales a la Mujer Directiva. Ese mismo año pasó a ser miembro de la Junta Directiva de Stanpa, Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética.

Asimismo, ha recibido en 2014 el Premio IWEC (International Women’s Entrepreneurial Challenge) por su carrera profesional.